jueves, 1 de septiembre de 2011

PROSERPINA DE GABRIEL ROSSETTI

POSERPINA 1877
Proserpina
óleo sobre lienzo 119 x 57, 8 cm
Colección particular




Dante Gabriel Rossetti conocido también como poeta , fue uno de los cofundadores de los prerrafaelistas y una de las figuras más destacadas de esa asociación de artistas. Fue el que, con más fuerza , supo llevar sus objetivos , su esteticismo pleno de misterios a la era del simbolismo europeo,orientándolos por los temas literarios que se asemejaban a un " pozo " oscuroy profundo de los símbolos insondable y atemporal.

Pintó un total de ocho versiones diferentes de Proserpina , el conocido tema mitológico de los infiernos. La versión que aquí se presenta concluida en 1877 se conserva en una colección particular londinense. Plasmada lateralmente se ve la semifigura de una joven seductoramente bella , que se identifica con Proserpina , la dominadora de los infiernos de los infiernos en la Antigüedad clásica. Plutón , el dios del reino de los muertos , la había raptado: sin embargo,después de las súplicas de su madre Ceres dirigió a Júpiter , la había devuelto,si la joven no hubiera tomado de los frutos del Hades. Pero como comió un grano único de una granada , tuvo que quedarse allí para siempre : sólo podía pasar la mitad del año -primavera y verano- en la tierra.

Rossetti vio en este tema un símbolo de su propio destino , pues la mujer que amaba,Jane Burden- estaba casada con el pintor y teórico del arte  William Morris ( 1834-1896) ella, quien había servido de modelo para Proserpina, estaba comprometida y por tanto prisionera ; es decir, inalcanzable , a pesar de que William Morris , Jane y Rossetti vivieron los años 1871-1874 en la misma casa. El artista ha escrito un soneto inglés para el cuadro , que se ha colocado a la derecha.

Prosepina se presenta en un tenebroso corredor de su palacio , con la funesta fruta en la mano, profundamente sumida en sus pensamientos . El exuberante oval del rostro se corresponde con el ideal femenino preferido por muchos prerrafaelistas y responde a aquella imagen femenina decadente , elegida gustosamente , que una la  madona y la mujer fatal. El incienso que se quema en una bandeja , junto a la belleza , hace referenciaa su deidad; la hiedra del fondo es símbolo de los recuerdos que la oprimen . El fino vestido de verde oscuro y cruzado ornamentalmente por líneas luminosas , que recuerda la Antigüedad clásica , se abomba de modo decorativo sobre una plancha de mármol, que divide  la composición , en la parte inferior del espacio real del observador.

Los labios rojos y henchidos de la mujer , su cabello ondulante y los grandes ojos : todo ello, unido a la carne de brillos rosados de la granada , transmite- ante el transfondo de  fantasías masculinas típicas de la época de fin de siglo-un ambiente de tibia sensualidad.Con una mano Proserpina rodea la muñeca de la otra , como para impedir que haga un acto que tenga funestas consecuencias -sin lograrlo, pues como si fuera una segunda Eva , la mujer se lleva a la boca la granada , el viejo símbolo del placer sexual.

Pero cuando Proserpina , que actualmente se encuentra en propiedad particular, Rossetti recortó el rostro y las manos de la mujer de una versión anterior ; los llevó a un lienzo nuevo y los completó hasta terminar la nueva versión.


Mercedes Tamara
1 de septiembre 2011


Bibliografía : Prerrafaelismo Edic Taschen

miércoles, 31 de agosto de 2011

LA BUENAVENTURA DE CARAVAGGIO


LA BUENAVENTURA 1596-1597


La Buenaventura
óleo sobre lienzo 
99x 131 cm
Museo Nacional del Louvre


Según cuenta un crítico del siglo XVII, cuando se interpeló a Caravaggio para que copiara las grandes obras del pasado, éste respondió orgullosamente que él no debía nada a los maestros antiguos, sino a los personajes de su época.

De este modo, tomó por la mano a una gitana a la cual retrató en su taller. Éste sería el caso del lienzo que nos ocupa, pues en él podemos ver a la mujer diciendo la buenaventura a un joven ricamente vestido, a quien roba el anillo mientras lo embauca con sus predicciones.

Independientemente de la leyenda, lo importante de la anécdota es el hecho de que ya en su época, Caravaggio era consciente de estar pintando sobre la vida al natural, y no como se había hecho hasta ese momento sobre modelos idealizados que resultaban completamente ajenos al sentir del público.

Caravaggio realizó una copia de este lienzo, que se encuentra  en el Museo Capitolino de Roma. En el otro lienzo, la gitanaresulta más agraciada, aunque la pose del caballero es algo más envarada.

Mercedes Tamara Lempicka 
31 agosto 2011





Bibliografía : Carvaggio, Edit Biblioteca El Mundo
                        Artehistoria






    martes, 30 de agosto de 2011

    VISIÓN DE LA IGLESIA CRISTIANA CASPAR DAVID FIEDRICH

    VISIÓN DE LA IGLESIA CRISTIANA 1820


    Visión de la iglesia cristiana
    óleo sobre lienzo 66x51 cm
    Sxcweinfurt Museum Georg Schafer





    Este cuadro de Caspar David Fiedrich es muy contrvertido y no alcanzó el éxito de otras pinturas suyas . En Visión dela iglesia cristiana aparecen dos druidas paganas que hacen un sacrificio por la aparición de una iglesia gótica que se halla suspendida sobre la niebla y el humo del incienso y se vuelven a ella en actitud de adoración.


    En el primer plano del cuadro destacan las figuras que parecen hermanas . El color de sus vestimentas es lo que se aprecía con más nitidez , ya que Fiedrich ha querido que el espectador contemple con claridad las manos alzadas en señal de adoración y de conversión a la iglesia cristiana , la niebla que las rodea les da a las druidas un aspecto fantasmagórico . Esa atmósfera tenebrosa es algo recurrente en las pinturas de Caspar David Fiedrich .


    La silueta de la iglesia apenas es perceptible pero la ha colocado en el centro del cuadro y aunque está rodeada de niebla se ven todos los elementos arquitectónicos con la claridad suficiente para observar como Fiedrich respeta la simetría de la pintura .El cromatismo ha sufrido una ligera modificación , ya que los colores no son tas asperos ni secos , ahora la paleta se ha enriquecido con un colorido más espontáneo e intenso.

    Mercedes Tamara 
    30 agosto 2011



    Bibliografía : Caspar David Fiedrich, Edic Taschen

    CRUZ EN LAS MONTAÑAS DE CASPAR DAVID FIEDRICH


    CRUZ EN LAS MONTAÑAS 1812

    Cuz en las montañas
    óleo sobre lienzo
    44,5 x 35,5 cm
    Düsseldorf Museum Knust Palast 




    Esta pintura de Capar David Fiedrich  Cruz en las montañas realizada con seguridad en el año 1812  proporciona un ejemplo instructivo y permite una interpretación del motivo como una especie de continuación del Retablo de Tetschen  En el terreno rocoso e inhóspito del primer plano aparece una fuente ; detrás del espacio indeterminado , aparece un muro oscuro formado por árboles y la fachada principal de una iglesia gótica , que parece una prolongación de los árboles que tiene un aspecto muy tenebroso.

    En el limite entre el primer plano y el fondo aparece una cruz de caminos En este cuadro la lógica del tiempo parece haberse abolido en favor de una irrealidad oniríca. El ambiente irreal de estos cuadros , no obstante, no debe llegar a negar un contenido concreto, pues no se puede olvidar que el renacer del gótico en el neogótico se concebía como una llamada a nuevos órdenes religiosos y políticos de futuro.

    La vuelta al pasado medieval , que se consideraba una herencia nacional , tenía como objetivo reunir la fuerza de todos los alemanes en la configuración del futuro . Ese entusiamo por la Edad Media, transformado en un impulso progresista , se manifestaba también en la arquitectura alemana 

    Mercedes Tamara Lempicka 
    30 agosto 2011 


    Bibliografía : Caspar David Fiedrich Edic Taschen,




    DINERO ( LA MUJER Y EL DINERO ) DE FRANTISEK KUPKA

    DINERO ( LA MUJER Y EL DINERO ) 1889


    DINERO ( LA MUJER Y EL DINERO )

    óleo sobre lienzo 81x 81 cm
    Praga, Národni Galerie 






    No pocos de los grandes pioneros en el camino hacía la Modernidad fueron inicialmente partidarios del arte  simbolista , como Pablo Picasso , Piet Mondrian, Vassily Kandinsky y también Frantisek Kupka  quien en 1895 se trasladó a París donde trabajó como dibujante de moda e ilustrador .


    Hacía 1910 dirigió su interés a la pintura abstracta, con composiciones que- desafiado por el futurismo italiano- realizó formal y cromáticamente en el ritmo acorde con los mundos musicales y que Guillaume Apollinaire ( 1880- 1918) mencionó entre los ejemplos del " orfismo " fundado por Robert Delaunay  ( 1885- 1941 ) . Sin embargo, antes de este logro pionero , la obra gráfica y los óleos de Kupka pertenecían inequivocamente a la corriente del simbolismo.Unos años antes , el checo se había ganado la subsistencia , entre otras cosas, como " medium " en sesiones espiritistas.


    Kupka nació en Bohemia oriental , que hasta 1918-con Eslovaquia y la actual República Checa- formaba parte del Imperio austro-húngaro . De modo análogo ,fueron muy ricas las influencias que le vinieron del arte occidental , que se añadieron a las inspiraciones que le dio una lectura que iba desde la filosofía clásica,los escritores esotéricos y los vedas indias hasta los sistemas filosóficos de Schopenhauer, Bergson y Nietzsche.


    Los trabajos simbólicos de Kupka , que podían ser tan decorativos -místicos como dramáticos fantásticos y plástico-irónicos , se caracterizan siempre por una propiedad : por un dominio  magistral de la técnica . Y esto puede decirse también del lienzo Dinero, en el que el fondo , diluido en un ritmo nervioso de anchas pinceladas ( la estructura del lienzo es visible en muchos lugares ) permite pensar en modos de pintar progresistas,que desintegran la forma , entre otros , en los de un Edvard Munch.


    En cuanto al tema se aprecía que Kupka se distinguió durante años , como dibujante de caricaturas políticas , de una franqueza descarnada . No obstane, en Dinero ha desaparecido la tendencia a sacar a la luz verdades desagradables , que podían entenderse también como crítica social , en favor de un mensaje típicamente simbolista. La mitad izquierda del cuadro está dominada por la figura de una mujer rolliza desnuda. La " bella pelirroja " que con su contraposto coqueto parece estar extraída de la reserva de poses de cuadros coetáneos de aseo y burdel , vuelve el rostro a un viejo decrépito tan lascivo como estúpido que, a la derecha del plano medio , está arrodillado ante ella.


    Este, asimismo desnudo, sostiene la " tentación del mundo " una " sphaire " transparente , llena de monedas : todo se puede comprar , no en último término el placer carnal. Este consejo podía proceder de las figuras fantasmales  que, capitaneadas por un diablo con cuernos , aparece tras el vejestorio en un momento furioso de lenguas de  color rojo y sombras negruzcas . Han salido de un mundo de color agorero , que como una tramoya sirve de fondo a un escenario de color dorado " de dinero " en el que se desarrolla la actividad principal . Sólo aparentemente, este último invierte el tema tradicional de la tentación de San Antonio en su opuesto , convirtiendo superficialmente al hombre en seductor de la mujer ; pero en realidad sigue siendo la mujer la que, a pesar del abundante dinero, seduce al hombre con sus encantos sexuales y la entrega al ridiculo de sus instintos , al infierno ya aquí en la tierra.

    Mercedes Tamara
    30 agosto 2011



    Bibliografia : 1001 Pinturas que hay que ver antes de morir, Edic Grijalbo

    lunes, 29 de agosto de 2011

    AVE MARÍA EN TRANSBORDADOR DE GIOVANNI SEGANTINI

    AVE MARÍA EN TRANSBORDADOR  1886

    AVE MARIA EN EL TRANSBORDADOR
    óleo sobre lienzo 120 x 93 cm
    St. Morritz, Segantina Musum



    Giovanni Segantini no encaja bien en la historia estilística canónica , cuyo devenir " directo " llevaría, al parecer, sin rodeos del neoclasicismo a Manet y el impresionismo ,pasando por el " tardo-romanticismo " y el realismo ; luego conduciría a la autonomía formal y, por último, a la pintura abstracta del siglo XX .


    ¿ Qué podría hacerse con un pintor como Segantini , que prefirió una pincelada " moderna  neo impresionista ,pero cuya proposición iconográfica se puede enmarcar en el simbolismo . Las cuestiones relativas a sus posibles fuentes de inspiración - entre ellos lo prerrafaelistas- se  descuidaron tanto como las concernientes al eco que suscitó Gustav Klimt y Egon Schiele en Paul Klee y, por último, en algunos futuristas.


    La inseguridad frente a los temas meditativos y enigmáticos de sus cuadros han llevado a interpretaciones frecuentemente aventuradas " fantasiosas " , por ejemplo , en su más hermoso cuadro ( del que existen dos versiones ) Las malas madres se ha comparado la mujer prisionera en un árbol esquelético , con una Mater dolorosa cristiana : la cabecita del niño  correspondería a la flecha clavada en el corazón de la Virgen. Una tesis más que osada . Será ciertamente mejor mantenerse en la interpretación según la cual las malas madres se niegan al embarazo y, por tanto , a la fertilidad de la naturaleza , por lo que han de hacer penitencia por su estéril concupiscencia.


    También del Ave María existen dos versiones: la primera ,de 1882, está prácticamente arruinada . Esta y la segunda versión de 1886 , hacen del lago di Pusiano-al norte de Milán el escenario de un transbordo en una balsa, un hombre viejo que rema en popa , pero que en este momento se dedica a  una silenciosa oración , y una madre joven que sostiene cariñosamente un niñito en brazos , conducen un rebaño de ovejas a la lejana orilla . La balsa- sus arcos de madera, sobre los que se puede tener una carpa , destacan con marcada silueta ante el cielo -puro-se refleja en la clara luz del sol muy bajo sobre la superficie , ligeramente en movimiento,del lago.


    Las malas madres




    El objetivo del viaje es el apartado pueblo , casi sumido en  la oscuridad , cuya iglesia destaca en el horizonte . Segantin modifica en su vista la iglesia de Garbagnate  Rota, que está dedicada a San José y la Inmaculada Concepción. El ensimismamiento de la vejez y el amor materno vuelto hacía el hijo , la serenidad al final de la vida y la certeza del mañana se unen en una estampa tan poética como religiosa 

                                           Mercedes Tamara Lempicka
                                          29 agosto 2011


    Bibliografía ; Simbolismo, Edic Taschen