viernes, 27 de enero de 2012

JEFE ARABE DE MARIANO FORTUNY

JEFE ARABE 1874
JEFE ÁRABE
óleo sobre lienzo 122,9 x 79,1 cm
Philadelfia Museum of Arts
La pintura constituye una de las últimas manifestaciones de la temática orientalista , que el pintor cultivó con gran asiduidad a lo largo de su itinerario creativo . Desde su inicial acercamiento tópico y convencional de género , ejemplificado en La odalisca , obra de pensionado pintado en Roma en el año 1861 , Fortuny evolucionó hasta un tratamiento menos estereotipado como el representado en la composición comentada.


En este sentido la figura del Jefe árabe constituye un intento de dotar la persona del retratado de una mayor verosimilitud histórica, más acorde con las tendencias etnográficas que irrumpen con gran ímpetu en el escenario artístico europeo de la época .


La consolidación de la fotografía como una técnica auxiliar puesta al servicio del trabajo pictórico contribuye a potenciar la búsqueda de imágenes realistas . Sin embargo, el pintor mantiene vigente su habitual código visual , y en ningún momento renuncia a su peculiar forma de interpretar la realidad con criterios estilísticos propios . De hecho , a pesar de su avanzada cronología , el lienzo se enmarca en el contexto de la etapa de la actividad granadina , presidida por la espectacular eclosión de un fenómeno de luminismo sin precedentes en épocas anteriores .


Incluso las características tipológicas del modelo pintado coinciden con la figura de un hombre anciano que, en sus diferentes variantes , protagoniza un gran número de producciones de este momento , alguna  de ellas incluidas en la presente exposición. También es coincidente el esquema compositivo elegido por el autor , consistente en situar en primer término la figura retratada , cuya anatomía aparece embebida por un elemento mural construido con pinceladas de factura enérgica y con un efecto de luz natural muy logrado. La pared que cierra la composición es un recurso compositivo que también encontramos en otras composiciones pertenecientes al período granadino

Mercedes Tamara 
27 enero 2012


Bibliografía : Mariano Fortuny , Museo de Arte de Cataluña 



martes, 24 de enero de 2012

DESPUÉS DE LA ORGÍA CANAGCCIO DI SAN PIETRO

DESPUÉS DE LA ORGÍA 1928 




DESPUÉS DE LA ORGÍA
óleo sobre lienzo 140x 180 cm
propiedad `privada




Nacido como Natale Bentivoglio Scarpa,el artista cambió su nombre en 1920 por el de Cagnaccio di San Pietro , con el que tras una breve incursión en la pintura de salón y el futurismo , se le conocería como representante de la variante italiana de la nueva objetividad  antes de volver a una concepción más tradicional del cuadro. Murió en Venecia , donde vivió durante la guerra recluido en un sanatorio recluido a causa de un estado crítico de su salud.


Después de la orgía  ( Dopo l´orgia ), de 1928 es un ejemplo del sugestivo realismo mágico de cuño italiano. Lo que llama la atención de las tres mujeres , que mantienen en su sueño diferentes posturas relajadas ,es su parecido: la clara encarnación de la piel , el pelo castaño y la tersura de sus musculosos y esbeltos cuerpos hacen suponer que se trata de la misma modelo, que son tres visiones de la misma persona agotada . La mujer de la derecha cruza los brazos por detrás de la cabeza y estira ligeramente las piernas , en tanto que la que se encuentra junto a ella en el sentido de las agujas del reloj levanta ligeramente una pierna y la tercera está en posición fetal y acentuando así su actitud defensiva, da la espalda al espectador.


El ambiente, con el espacio remodelado en forma de un escenario con un telón semiabiertoen el tercio superior del cuadro, no está menos construido. La relación entre la precisión realista y el carácter de composición exagerada de los cuadros refleja una tensión entre idea y realidad, que se considera característica del realismo mágico desde los análisis de Franz Roh en la década de 1920. 


Sobre la alfombra roja del suelo , de consistencia aparentemente aterciopelada , hay restos de libertinaje de una burguesía que debilitada por la crisis económica registrada en Italia en los años veinte apoyó económicamente a Mussolini, de quien esperaba que protegiese sus intereses: dos cubiteras para el champán, botellas y al lado, aislados, como si de una banda criminal se tratase, un cigarrillo humeante casi consumado hasta el filtro , un sombrero hongo sobre guantes de cabritilla blancos, cartas y, rápidamente esbozada la firma del pintor sobre un trozo de papel duro de color crema enrollado en su parte superior e inferior . Fuera de estos restos, no hay el menor indicio de uno o varios hombres.


El escenario produce una impresión más deprimente que voluptuosa ; la precisión de los detalles y la luz irrealmente clara que inunda la habitación crean una atmósfera teatralmente decadente que previsiblemente se convertirá en desencanto y hastío cuando se despierten los participantes de la orgía. En consecuencia , las tres representaciones femeninas pueden interpretarse como fase de un repliegue cada vez más acusados hacía si mismas, de la huida de un mundo exterior a cuya merced están sometidas en la misma medida , sobre todo desdela perspectiva de la evolución histórica , que a la intervención implacable de la artista .


Cagnaccio disecciona con precisión el vano intento de huir dela realidad : lo que queda es la soledad. Esta complejidad distingue radicalmente el cuadro de Cagnaccio de una  escultura hiperrealista de John de Andrea, de tema  muy similar que representa a una mujer joven y esbelta , simplemente porque su hermosura derrocha vitalidad . Para disfrutar de su perfección no hace falta contexto alguno , en tanto que las mujeres  de Después de la orgía están inseparablemente unidas a una situación temporal concreta.



Mercedes Tamara Lempicka
24 enero 2012





Bibliografía : Arte Moderno " Todo Arte "




lunes, 23 de enero de 2012

NUESTRA CASA EN TETÚAN DE MARIANO FORTUNY

NUESTRA CASA EN TETÚAN 1860

NUESTRA CASA EN TETÚAN
acuarela 24,3 x 31,9 cm
Museo Nacional de Arte de Cataluña


Entre los numerosos trabajos, apuntes, bocetosy esbozos realizados durante su estancia en el norte de Marruecos , Fortuny representó el interior de una vivienda . Tradicionalmente  ha existido una total coincidencia en reconocer en estas formas arquitectónicas la residencia tetuaní que el pintor ocupó durante su primer viaje africano , realizado en los primeros  meses del año 1860. En este sentido existen dos elementos que pueden contribuir a dar credibilidad a esta identificación . Por un lado, la existencia de una inscripción manuscrita , visible en la parte inferior derecha , que da título a la composición y que a pesar de no ser autógrafa, merece cierto crédito si recordamos que ya Yriarte, al mencionar algunos pormenores relacionados con su estancia en Tetúan , y más en concreto,al evocar el lugar de su residencia en esta ciudad, espacio compartido con el poeta y cronista de guerra Pedro de Alarcón, se refiere a la invitación cursada a Fortuny para que residiera con ambos escritores .


Finalmente, Fortuny rechazó el ofrecimiento y prefirió vagar por las calles de la ciudad , con el propósito de mantener una relación  directa y constante con los escenarios y las gentes que alimentaron buena parte de las producciones pertenecientes a esta etapa creativa. 


El escritor francés concluye su recordatorio haciendo alusión directa a uno de los motivos pintados por Fortuny . En concreto, se refiere a la representación de " le beau patio blanc aux murs ornés d´azulejos de notre demeure ",que evidentemente, dadas las características descritas por Yriarte, nada tiene que ver con la acuarela aquí comentada.


Por lo tanto, parece verosímil pensar que el pintor optase por fijar su residencia en una vivienda mucho más modesta, como la que se representa en la obra, tal vez uno de los interiores de la fonda donde se alojaba. En esta excelente acuarela podemos contemplar un típico patío marroquí con un aljibe al centro y rodeado de arcos característicos del arte  islámico. Las paredes encaladas absorben la potente luz en un juego luminíco de gran beleza que parece anticiparse al Impresionismo


Los rápidos toques no ocultan el sensacional dibujo que exhibe el maestro , mostrandocon la facilidad que le caracteriza los detalles  de la puerta , la celosía o los lóbulos del arco


Mercedes Tamara
23 enero 2012

Bibliografía : Mariano Fortuny, Edic Museo Nacional de Cataluña