sábado, 20 de julio de 2013

RETRATO DE BATTISTA SFORZA PIERO DELLA FRANCESCA

RETRATO DE BATTISTA SFORZA 1474
Retrato de Battista Sforza
óleo sobre tabla 42x33 cm
Florencia , Galleria degli Uffizi




Piero della Francesca se traslada en abril de 1469 a la corte de Urbino por expresa invitación de la Confraternità dei Corpus Domini, posiblemente para continuar un retablo encargado a Paolo Ucello que debido a su avanzada edad no podía continuar.


 Durante su estancia en la ciudad entabló una intensa relación con los duques de Urbino, Federico de Montefeltro y su esposa Battista Sforza, surgiendo una serie de obras fundamentales en la producción de Piero: la Flagelación, el retrato doble de los duques, la Virgen de Senigallia y la Virgen con el Niño, santos y Federico de Montefeltro. Los especialistas consideran el Doble retrato y doble triunfo de Federico de Montefeltro y Battista Sforza como la última obra de Piero relacionada con la Corte de Urbino. Se trataría de un díptico - cuyo marco original se ha perdido - en el que los retratos aparecen en el anverso y los triunfos en el reverso. La figura de Battista Sforza se muestra de estricto perfil, recortada sobre un fondo en el que contemplamos el paisaje de los dominios de los duques, tomado desde un punto de vista elevado. La tonalidad blanquecina de la duquesa hace pensar a algunos especialistas que el retrato se realizó tras el fallecimiento de ésta, el 6 de julio de 1472.


 La figura y el paisaje están aparentemente desconectados pero la luz sirve de nexo de unión entre ambos planos, resultando una obra de delicada belleza en la que destacan los detalles de los brocados, las joyas y el tocado, de marcada influencia flamenca. Piero della Francesca tomó como fuentes para ejecutar sus retratos las obras de Pisanello y de Antonio Pollaiolo, uno de los pintores favoritos del duque, realizando un trabajo que estilísticamente se encuentra entre ambos artistas, recogiendo lo que más le interesa de cada uno. Tras este retrato está el Triunfo de Battista Sforza, formando un programa iconográfico de gran complejidad.

Mercedes Tamara
20 -julio-2013




Bibliografía : " Obras Maestras del Arte, " Edic Blume

viernes, 19 de julio de 2013

LA LA PLAZA DE SAN MARCOS DESDE EL PÓRTICO DE LA ASCENSIÓN CANALETTO


LA LA PLAZA DE SAN MARCOS DESDE EL PÓRTICO DE LA ASCENSIÓN 1760
La Plaza de San Marcos desde el Pórtico de la Ascensión
óleo sobre lienzo 46,5 x 38 cm
Londres , National Gallery



Una de las últimas imágenes de la Plaza de San Marcos , Canaletto exagera la construcción de la perspectiva y con la máxima abertura del ángulo obtiene un panorama de casi 180 º rozando los efectos de un capricho, Este tipo de vista panorámica había sido experimentado ,ya por Carlevaris en 1703, tn una serie de grabados que ofrecían un ejemplo de estos virtuosismos perspectivísticos .
Ya se había intentado representar la visión entera de una ciudad  valiéndose de rollos de papel o pergamino bastante largos que se guardaban enrollados. Aquí Canaletto ha logrado el mismo efecto en un pequeño cuadro mediante una superposición de puntos de vista  que le permite mostrar la plaza enmarcada por las arcadas del pórtico, pero que en la realidad no se vería así.
Entre las dos columnas del pórtico se inserta toda la fachada de la basilíca de San Marcos y el campanario . La composición está dividida en dos zonas con distinta luz :sombra en primer plano, en degradación hacía el centro del cuadro y plena luz al fondo iluminando completamente la fachada , perfecta combinación de cúpulas hemisféricas, propias de la época bizantina y pináculos, agujas doradas y la original solución de las arcadas moduladas,elementos de la arquitectura  gótica.
La plaza está atestada, como siempre: las  manchitas de color a lo lejos se convierten en figuras en primer plano , descritas con atención  ycuidando los detalles. En la penumbra del pórtico, dos vendedores tratan con un homnre interesado quizá en sus mercancias. A la derecha hay una figura masculina  sentada en unbarril,mientras detrás de la columna se esconde un hombre que mira hacía el espectador. Merced al juego de luces peculiar y caprichoso, unido al refinamiento alcanzado por el arte de Canaletto, esta vista es un obra maestra 
Mercedes Tamara
19 .07 -2013




Bibliografía : Canaletto, Edit Biblioteca El Mundo


lunes, 15 de julio de 2013

EL CARRO DEL HENO EL BOSCO

EL CARRO DEL HENO 1516
Jheronimus Bosch 115.jpg
Triptico del carro del heno
óleo sobre tabla 135 cm x 100 cm
Museo del Prado , Madrid

El carro de heno es una de las pinturas más famosas de la producción total del pintor holandés El Bosco. Está realizado en óleo sobre tabla. La tabla central mide 135 x 100 cm, y las tablas laterales 135 x 45 cm cada una. El rey Felipe II lo compró en 1570 a los herederos de Felipe de Guevara y fue trasladado, en el año 1574 al Monasterio de El Escorial. Se hizo una copia que quedó en dicho monasterio, trasladándose el original a la Casa de Campo primero y a la colección del Marqués de Salamanca después. Hubo una época en que estuvo desmembrado, recomponiéndose en el Museo del Prado.

Con el comienzo de la Guerra civil española fue trasladado al Museo del Prado, para que su conservación fuera mejor, y es donde sigue estando en la actualidad. La obra es un tríptico, por lo tanto está formado por tres tablas. En esta obra las figuras alargadas con perfiles sinuosos son aún de matriz gótico internacional.La  composición parece remitirse a la iconografía de los triunfos italianos ( Cinotti ) El carro es arrastrado hacía la derecha , es decir, hacía el Infierno, por seres monstruosos con cabeza de animal que, según Sigüenza representarían los distintos pecados 


Es acompañado por una muchedumbre variopinta y frenética , de todo origen social ,dispuesta a todo con tal de apoderarse de un poco de heno. En lo alto hay una pareja sentada ( lujuría ) , observada por una lechuza  ( la ceguera humana o la herejía) incitada por un demonio con cola de pavo a su derecha; a la izquierda, un ángel arrodillado reza y mira a Cristo , que aparece arriba entre nubes. En primer plano  hay una serie de personajes , solos o en parejas, que representan una variada casuística de los pecados humanos.

La obra figura a la humanidad pecadora que no se ocupa de Cristo , atenta sólo a adueñarse de los bienes materiales ( el heno ); la lechuza y el demonio azul sobre el carro simbolizan la lisonja y el engaño. La lechuza era utilizada como reclamo para capturar pájaros y por ende relacionada con el tema del amor y la lujuria; el demonio músico azul tiene la nariz en forma de flauta o trompa, que usa como instrumento musical. "El verbo neerlandés trompen tenía el sentido de "engañar " a los tañedores, eran considerados como los seductores por autonomasia. El heno en los siglos XV y XVI eran un motivo extendido en el folklore neerlandés y significaba " futilidad e inercia " por influjo de la tradición moralista religiosa, se convertirá en símbolo de la búsqueda de los bienes materiales y físicos. El carro de heno, además, aparecía a menudo en funciones teatrales y procesiones

 Mercedes Tamara

15 -julio 2013


Bibliografía : El Bosco , Edit Biblioteca El Mundo
                       " Obras Maestras del Arte ; Edic Blume