sábado, 12 de mayo de 2012

LA SIBILA DE DELFOS DE MIGUEL ANGEL

LA SIBILA DE DELFOS  1506-1509

La Sibila de Delfos Miguel Ángel
fresco 350x 380 cm
Roma Vaticano, Capilla Sixtina






En el arte de los países mediterráneos Miguel Ángel es  escultor por autonomasia ,sólo comparable a los grandes maestros del clasicismo griego.También como pintor y arquitecto se sirvió siempre de conceptos plásticos al elaborar sus obras. Sus grandes modelos son Giotto y Massacio como prueban algunos dibujos de la época , Lorenzo deMedicis toma al joven bajo su protección y lo lleva a su palacio  donde el" Jardín de la Antigüedad "ofrece a Miguel Ángel abundante material de estudio.

Más tarde , durante su primera estancia en Roma de 1496 a 1501, Miguel Ángel puede profundizar en las impresiones allí recibidas . En Roma crea entre otras obras La Pietat de San Pedro , la única obra firmada. A continuación , Florencia ofrece al joven de 25 años numerosos encargos .

En el David llega a materializarse por primera vez la interpretación que Miguel Ángel  hace de la figura humana, partiendo del espíritu de la Antigüedad clásica por primera vez muestra la cabeza "terribilitat " ( un horror ) que sus contemporáneos  consideraron el rasgo más imponente e inquietante de Miguel Ángel. 

Entre 1501 y 1505 le llegan también los primeros encargos pictóricos . Pinta la Sagrada Familia ( Tondo Doni ) la única tabla documentada , y elabora el boceto para un mural con la representación de la Batalla de Cascina  del que sólo se han conservado detalladas copias y que nunca llegó a realizarse . En 1508 Papa Julio II presenta a Miguel Ángel un nuevo proyecto , que parece superar la capacidad humana ; la decoración de los techos de la Capilla Sixtina . Tras un esfuerzo supremo , en 1512  Miguel Ángel lleva a término la descomunal empresa. Nunca estuvo la pintura tan dominada por planteamientos plásticos como en esta obra maestra. 

El camino tomado en los techos de la Capilla Sixtina , que concede exclusividad total a la figura humana , seguirá  presente en sus siguientes obras pictóricas. En 1534 se traslada definitivamente a Roma; de 1536 a 1541 se dedica a pintar el Juicio Final en la pared del altar de la Capilla Sixtina y de 1542 a 1550 los frescos de la Cruxifixión deSan Pedro y la Conversión de San Pablo en la Capilla Sixtina. A diferencia de todas las representaciones sobre el  Juicio Final de los siglos anteriores , la de  Miguel Ángel , que ocupa toda la pared del altar parece una visión del fin del mundo, en la que la luz no consigue vencer a las tinieblas. En los últimos 20 años de su vida se ocupa cada vez más de proyectos arquitectónicos ,en 1546 se encarga del Palazzo Farnese y comienza los planos para la remodelación de la plaza del Capitolio, un año más tarde se le confía también la dirección de las obras de la Basilica de San Pedro, Miguel Ángel da a la Ciudad Santa sus señas de identidad con la  creación de la Cúpula de San Pedro.

En la serie de sibilas y profetas Miguel Ángel sigueun camino que conduce ópticamente del bajorrelieve a la figura exenta . Zacarías sobre el muro de la entrada y Jonás sobre el altar , marcan los extremos de esa evolución paralela al aumento progresivo de la escala de las figuras. A pesar de que la Sibila de Delfos  pertenece aún a la primera fase de realización del techo , ya presenta netamente la tendencia a separarse de la arquitectura pintada . La figura se vuelve a la derecha en torno al propio eje ,mientras que el brazo que sostiene al pliego con la profecía se dirige a la izquierda . Se recoge así un motivo típico del Tondo Doni , pero que atraviesa con más fuerza el espacio Este efecto queda subrayado por los dos amorcillos ,que ya no se representan en linea sino a lo largo de una diagonal que conduce al interior del cuadro, contribuyendo así a separar aún más a la figura del contexto arquitectónico. Además el colorido, relativamente frío evoca a una escultura de mármol policromado.

Mercedes Tamara
12 mayo 2012


Bibliografía :Grandes Maestros Miguel Angel, Edic Libsa






martes, 8 de mayo de 2012

CAMINO CERCA DEL AGUA DE CAMILLE COROT

CAMINO CERCA DEL AGUA 1865-1870

CAMINO CERCA DEL AGUA DE CAMILLE COROT
óleo sobre lienzo 40,3 x60,6 cm
Colección Sterling Clark








CON su luz suave , su armoniosa combinación de colores atenuados y su atmósfera serena esta pintura posee muchas de las cualidades de la obra de madurez de Corot , que los coleccionistas apreciaron particularmente .El pintor conocía muy bien el paisaje representado , los alrededores de la casa de campo de su familia en Ville-d´Avray, al oeste de París , entre Sèvres y Versalles . La familiaridad del artista con esta región se evidencia en la construcción sutil y eficaz de la escena , cuya belleza natural parece intemporal . La atmósfera idílica del paisaje está acentuada por las figuras que se encuentran en el sinuoso camino
.
En primer plano: dos mujeres están detenidas y charlan bajo la sombra proyectada por una nube más adelante,un hombre a lomos de un caballo -o quizás un asno- parece avanzar sin prisa por su camino , y en el fondo otras dos figuras caminan juntas .Las ramas que tienen las mujeres y las alforjas de la silla de montar evocan el duro trabajo del campo,pero el artista no fija su atención en esto. La escena transmite más bien una sensación de paz y armonía.

El equilibrio entre idealismo y naturalismo que caracterizan pinturas como Camino cerca del agua es un elemento central de la visión de Corot del paisaje francés.Su interés por la reproducción convincente de las superficies y los efectos de luz a través de colores atenuados y voladuras coexiste con el deseo de crear composiciones armoniosas.

El mismo Corot describía su procedimiento compositivo como un proceso intuitivo que le permitia modificar los elementos de determinada escena, si le parecía que estos ajustes habrían de enriquecer el paisaje que estaba contemplando . Por ejemplo, algunos detalles de los árboles y el follaje de un Camino cerca del agua son muy diferentes respecto a las representaciones de la misma escena. Las pinturas de Corotno respondían a una búsqueda didáctica de verdad pictórica , sino que eran atentas meditaciones sobre determinado paisaje .

A fines del siglo XIX , un crítico de arte definió esta pintura como una obra en la que el artista había logrado representar" todos los pensamientos y sentimientos del hombre acerca de la naturaleza"

Mercedes Tamara Lempicka
8 mayo 2012


Bibliografía : Colección Clark