jueves, 21 de marzo de 2013

EL BAÑO DE DIANA EN LA FUENTE DE CAMILLE COROT


EL BAÑO DE DIANA EN LA FUENTE 1869-1870
El baño de Diana  (La Fuente), Jean-Baptiste-Camille Corot
El baño de Diana en la fuente
óleo sobre lienzo 72.1x 41 cm
Museo Thyssen Bornemizsa

Según Alfred Robaut, Corot pintó este cuadro en compañía de Achille Oudinot (1820-1891) entre 1869 y 1870 Es. poco lo que se sabe del pintor Oudinot, discípulo y amigo de Corot, capaz, en sus mejores momentos, de igualar al maestro, pero escasamente conocido y cuyas obras se conservan en su mayoría en Estados Unidos. El comentario de que fue pintado "en compañía de Oudinot", que aparece bajo distintas formas en el catálogo razonado que establecieron Alfred Robaut y Étienne Moreau-Nélaton se presta a distintas interpretaciones, pues su sentido depende enteramente del contexto en el que se sitúe. ¿Significa que Oudinot se hizo cargo de alguna parte del cuadro o que pintó el mismo tema en compañía de Corot? En este caso concreto, teniendo en cuenta los hábitos de ambos artistas, suponemos que se trata del fruto de una sesión con modelo en la que ambos participaron, aunque cada uno ejecutó su propio cuadro

Por. supuesto, a Corot se le conoce más como paisajista -habiéndosele adscrito a menudo, y algo precipitadamente, a la Escuela de Barbizon- que como pintor de desnudos. Este aspecto de su obra ha sido probablemente una de las revelaciones de la exposición retrospectiva de 1996 celebrada en París, Ottawa y Nueva York, aunque sólo pintó una treintena de cuadros de este género, exclusivamente desnudos femeninos, que se conservan casi todos en colecciones públicas

Gracias. a Robaut sabemos que Emma Dobigny, una de las modelos predilectas de Corot, posó para este Baño de Diana. También es conocida por haber posado para Puvis de Chavanne y Degas. Corot la representó en varias de sus obras, la más famosa de las cuales es la Mujer de azul (París, Musée du Louvre), y la apreciaba muy especialmente por su vitalidad, mientras que otros artistas reprochaban a esta joven que no fuera capaz de estarse quieta.

El estilo escasamente anatómico de los desnudos que pintó Corot desconcertó a muchos de sus colegas, entre ellos a Ingres. En cambio, Hippolyte Flandrin considera que Corot expresa en ellos algo que no encuentra en otros pintores contemporáneos suyos. Afortunadamente, el propio Corot aclaró la cuestión, cosa poco frecuente en él, a propósito de La Toilette, paisaje con figura (colección particular), sin duda una de sus composiciones más hermosas del género: "Se dará usted cuenta de lo que me esfuerzo en disimular los puntos de articulación de las clavículas y del esternón, en fundir el modelado de las costillas que se intuye por debajo de los senos; trato de proceder de forma totalmente distinta a la habitual, es decir demostrando ante todo que uno sabe lo que hace. Puesto que no se trata aquí de dar lecciones de anatomía, he de ligar, como lo hace la naturaleza, todas las capas externas del armazón que construye y sustenta el cuerpo, para plasmar únicamente lo que experimento ante estas carnes cuya textura permite intuir la sangre que circula por debajo, al tiempo que reflejan la luz del cielo. En una palabra, al pintar este pecho he de aplicar la misma ingenuidad con que pintaría un bote de leche". Esto explica perfectamente, sin necesidad de añadir comentario alguno, cómo Corot consigue introducir emoción y poesía en un cuadro como éste, aparentemente banal

Para. ser exhaustivos, señalemos que existen tres obras muy similares. Una de ellas se conserva en Moscú, en el Museo Pushkin. Presenta una composición más amplia y luminosa. La modelo aparece en una postura muy parecida, ante un paisaje de bosque: la mano derecha, doblada contra la mejilla derecha, dibuja un delicado ademán. Al fondo a la derecha se avistan dos muchachas. Una de ellas está sentada y le vuelve la espalda desnuda al espectador; la otra, que aparece de frente, está casi en cuclillas.

Mercedes Tamara 
21-marzo-2013



Bibliografia : De la Colección del Museo Carmen Thyssen Bornemizsa , Madrid

miércoles, 20 de marzo de 2013

LA CARRETA DE HENO JOHN CONSTABLE

LA CARRETA DE HENO 1821
La carreta de heno
óleo sobre lienzo 130,5x 185,5 cm
National Gallery , Londres





John Constable ( 1776-1837 ) era hijo de un próspero molinero que vivía en el campo  de Sulfolk , en Inglaterra , una zona llena de idilicos escenarios que el artista fue retomando a lo largo de su trayectoría profesional . A pesar de que se trasladó a Londres en 1779 para iniciar su formación artística en la Royal Academia , Constable  siguió regresando al paisaje de su juventud con el objeto de realizar esbozos que
luego le servían para documentar los efectos transitorios de la luz y los fenómenos naturales en el momento de producirse.


Y no resulta extraño que volviera a sus esbozos, a veces varios años después, y  terminara con obras que evocaban toda la inmediatez de un momento fugaz. La presencia tangible de una tarde cálida de verano sorprende en esta obra, quizá  la más famosa de Constable , realizada en 1821 en su estudio de Londres, que  surgió de una serie de óleos preparatorios realizados el verano anterior.




Esta infrecuente técnica de producir un esbozo al óleo de sus grandes obras a un tamaño natural permitía a Constable resolver la composición . La carreta de heno que fue expuesta en 1821sin que lograra llamar la atención del público, representa la corriente estancada del saetín del molino de Flarford en Sulfolk . El comerciante  de arte francés John Arrowsmith adquirió la obra en 1824 y la presentó al Salón  de París, donde ganó la medalla de oro. Fue una tela muy apreciada por Eugène  Delacroix y Théodore Gericault, entre otros y llegaría a ser determinante en la evolución de la pintura paisajista, sobre todo en Francia y , en concreto en la  escuela de Barbizon



Mercedes Tamara
20-marzo-2013


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

domingo, 17 de marzo de 2013

MOZART AL PIANOFORTE ( JOSEPH LANGE )

MOZART AL PIANOFORTE 1789
Mozart al pianoforte
óleo sobre lienzo 34,3 x29,5 cm
Mozart, Museum Salzburgo







Wolfgang Amadeus Mozart, uno de los grandes genios musicales de la historia, sigue fascinando al público en la actualidad. Son varios los artistas de renombre que realizaron retratos de él , si bien casi todos tras la muerte del músico cuando  ya era célebre. Sin embargo, solo existe una docena de retratos auténticos de  Mozart , casi todos encargados por el padre del músico, salvo tres de ellos que fueron realizados a instancias del propio Mozart.



De estas pinturas, únicamente cuatro representan a Mozart en exclusiva , como la famosa Mozart al pianoforte . Este retrato inacabado que realizó Joseph Lange ( 1751-1831 ) el cuñado de Wolfgang, es una representación romántica del músico. Lange creó una sembianza del joven Mozart en clave compasiva y naturalista tan sólo un par de años antes de su muerte en 1791.



Este retrato posee una extraordinaria profundidad expresiva. Aunque la pintura está inacabada , porque la parte inferior de la tela quedó sin pintar, sigue siendo uno de  los mejores retratos más realistas del músico sentado a su piano. En esta composición nos lo imaginamos trabajando, tocando o componiendo su música,mientras que la mayor parte de sus retratos lo presentan con sofisticada indumentaria,o posando con arrogancia junto a su familia. Es sabido que la esposa
de Mozart, Costanza, comentó que el retrato de Lange era el que más se parecía a su marido. No obstante, parece ser que la relación de Lange con Mozart fue complicada, porque la esposa del pintor, Aloysa, hermana mayor de Costanza había tenido relaciones con el genio de Salburgo antes de casarse

Mercedes Tamara
17 -marzo-2013


Bibliografía : El Romanticismo, Edic Taschen