sábado, 21 de febrero de 2015

SAN FRANCISCO EN MEDITACIÓN CARAVAGGIO

SAN FRANCISCO EN MEDITACIÓN 1604-1606


San Francisco en meditación
óleo sobre lienzo 128 ,2 x 97,4 cm
Galleria Nazionale d´Arte di Palazzo Brberini, Roma


San Francisco en meditación que se conserva en la iglesia de San Pedro de Carpineto Romano y actualmente está en depósito en el Palazzo Barberini , no ha sido identificado como obra original de Caravaggio hasta hace poco ( Vodret 2000 ) . Hasta entonces, la mayoría de los expertos le consideraban una copia de una obra muy parecida que se conserva en la iglesia romana de Santa Maria de la Concepción, perteneciente a la orden de los capuchinos , seguidores de la regla de San Francisco , ambos atribuidos a Caravaggio, según la tradición surge en 1968 cuando Brugnoli encontró en la iglesia de San Pedro de Carpineto Romano un San Francisco del todo idéntico a la obra conservada en Santa Maria de la Concepción . Se abrió entonces un complejo debate que sólo se logró resolver en el año 2000 tras la restauración y los análisis científicos realizados simultáneamente en los cuadros y que han demostrado la autoría del lienzo de Carpineto ( Vodret 2000 ).

Si bien los datos  técnicos y estilísticos han permitido identificar la autoría del lienzo de Carpineto, siguen presentes los problemas relativos a la datación , al quien encargó el trabajo y el pintor que realizó la copia de la Concepción, que , de todas maneras, es una obra de gran calidad. A la luz de los estudios documentales más recientes ( Testa 2002 ) la hipótesis más verosimíl sigue siendo la de Brugnoli , quien basándose en la modificación visible de la capucha del sayo de la obra de Carpineto - originariamente vestido según el estilo " capuchino " con la capucha " de punta " que a continuación se convirtió en la " redonda " de los frailes menores reformados - pensó en relacionarla con el documentado cambio de la idea del cardenal Pietro Aldobradini, fundador de la iglesia de Carpineto 1609, quien en un primer momento quiso confiarla a los frailes capuchinos y después prefirió darla a los frailes menos reformados . Hoy por hoy, la datación más convincente - también por cuestiones estlísticas y técnicas- es la relacionada con la presencia de Carvaggio , en el verano de 1606, en los feudos de Coloma .

Desde el punto de vista estilístico , la obra produce un efecto impactante y es muy sugerente. Toda la composición se centra en la figura del santo , solo ante la muerte -como muestra la presencia de una calavera que el santo sostiene ante sus manos -La ausencia de cualquier otro elemento pone de relieve la excelencia moral y la sencillez de San Francisco y la profundidad de su pensamiento . La luz definida y potente alumbra el rostro intensísimo, crispado por las carencias , reproducido con pocas pinceladas esenciales , muestran la gama cromática muy reducida , a propósito., valiéndose el artista de unos pocos colores básicos : marrones, blancos y negros típcos del tenebrismo que definió a Caravaggio . Sin embargo, hay que destacar el rojo cinabrio de la nariz y orejas del santo , realmente rojas por el frío , ya que la escena se desarrolla en una cueva de la Verna, un lugar montañoso y probablemente no muy cálido.

Mercedes Tamara
21-02-2015

Bibliografía : Caravaggio y la pintura realista europea MNAC

jueves, 19 de febrero de 2015

LA REINA MARIANA DE AUSTRIA DIEGO DE VELÁZQUEZ

LA REINA MARIANA DE AUSTRIA 1656
La reina Mariana de Austria
óleo sobre lienzo 58 7 x 43, 7 cm
Colección particular





La reina Mariana de Austria era la segunda y joven esposa de Felipe IV. En esta pintura que realizó el artista sevillano tenemos la oportunidad de ver cómo Velázquez trataba el retrato de los cortesanos . Velázquez tenía una gran demanda de realizar retratos oficiales de la familia real .

Velázquez al igual que otros retratistas de la corte solía trabajar a partir de un esbozo que realizaba de forma rápida para luego trasladarlo al natural . Este mismo modelo esbozado le serviría para realizar en obras posteriores un diferente retrato Se sabe que hay varias versiones de La reina Mariana de Austria : una en Barcelona( colección Thyssen-Bornemzsa , Monasterio de Pedralbes ) y otra en Madrid ( Real Academia ) y una tercera en Sarasota Florida ( Ringling Museum ).

Este retrato de La reina Mariana de Austria está resuelto con vigor y audacia y reproduce con delicadeza su fisonomía , pero el vestido algo menos elaborado puede tratarse de un esbozo del retrato. Mariana de Austria tenía unos catorce años cuando en 1649 llegó a Madrid para casarse con Felipe IV y fue regente tras la muerte del rey en el año 1675, año en que su hijo Carlos II subió al trono . La tarea de la reina consistía en ocuparse de las bellas artes quedó en cierto modo empalidecida por la actividad de su marido que se encargaría activamente de la actividad que antes realizaba la reina . El monarca protegió a los artistas más prometedores , entre los cuales estaba Juan Carreño de Miranda. Este óleo está pintado aproximadamente en la época que  pintó Las Meninas Velázquez muestra a la joven reina , cuando debía tener unos veintiún años .la pincelada suelta empleada por el maestro son características de esta etapa velazqueña, obteniéndose un retrato sencillo pero a la vez elegante y majestuoso. El rostro excesivamente maquillado, en el que centra su atención el pintor, marca el gesto triste que acompañaría a esta mujer durante toda su vida, al no sentirse cómoda en la corte española, cuya rígida etiqueta era difícil de soportar para las soberanas

Mercedes Tamara ( autora )
19-02-2015

Bibliografia : ARTEHISTORIA

domingo, 15 de febrero de 2015

CIEGO TOCANDO LA ZANFONÍA GEORGES LA TOUR

CIEGO TOCANDO LA ZANFONÍA 1640

Ciego tocando la zanfonía
óleo sobre lienzo 84 x 61 cm
Museo Nacional del Prado, Madrid



La Tour es uno de los mejores representantes del tenebrismo francés, muy influido por los Caravaggistas de Utrecht y la escuela barroca holandesa, entre ellos Elsheimer y Rembrandt. Sus mejores figuras son ancianos aislados tocando algún instrumento musical, como este Ciego tocando la zanfonía, en los que el naturalismo es su principal característica. 

 


La soledad del ciego que lucha con su instrumento por sobrevivir en el complicado mundo barroco, hace que provoque el cariño en el espectador que lo contempla, como si de un héroe se tratara. La figura de La Tour ha sido recientemente redescubierta por la crítica lo que ha motivado que este lienzo no haya llegado al Museo del Prado hasta 1992. 


Ciego tocando la zanfonía se trata de un fragmento de un lienzo que fue de mayores dimensiones , en el cual el personaje debía aparecer sentado, de cuerpo entero o cuando menos, bastante más completa su composición, cuya parte central es la que hoy se conserva. Sin embargo, el cuadro tal y como se contempla hoy, perfectamente distribuido en su su disposición, aunque carezca de partes de prístina elaboración, es de una irreprochable calidad, tanto de concepción como de ejecución, lo que permite
considerarlo como una destacadísima obra en sí misma y, por comparación con otras creaciones salidas de las mismas manos en esos años . Además , su excelente estado de conservación permite apreciar mejor su factura que en otros lienzos del autor de análogas características.

El modelo empleado responde al tipo común de ciego mendigo , acentuando su carácter miserable por la dramática circunstancia de la ceguera, todo lo cual busca sobrecoger el ánimo del espectador. Se muestra de perfil, con la frente abombada y bien despejada, a la cual se añaden barba , bigote y cabellos descuidados . Se envuelve en una amplia capa, bajo la cual se adivina una modesta casaca que cubre una camisa como cuello, muy ajado que sirve de base textil a la sólida cabeza. Mantiene sobre el regazo el instrumento- una zanfonía algo tosca y con incisiones decorativas geométricas - situando la mano derecha en la manivela y la izquierda en los registros. Los labios entreabiertos y la colocación de los dedos denotan estar cantando y tañendo al mismo tiempo , según era la costumbre en las gentes de su clase y condición dedicadas a la tarea de las diversiones populares , desplazándose de un lugar a otro.

La Tour ha utilizado diversos recursos altamente eficaces para subrayar determinados pormenores del desdichado juglar : insistencia en las arrugas de la piel como indicio de los estragos del tiempo y las malas condiciones de vida : el cráneo desprovisto en parte de protección capilar, y donde ésta existe, marcadamente canosa y lacia ; la barba arremolinada y hecha a base de pinceladas sueltas aunque precisas; las largas cejas supraorbitales que acentúan el vacío de las cuencas de los ojos, a todo lo cual se une la energía de las manos , destacable en la derecha , cuyo puño se cierra firmemente en torno al remate superior de la zanfonía . La figura se muestra vigorosamente iluminada desde la izquierda, producíéndose marcados contrastes que acentúan la solidez de los volúmenes y dan lugar a sinuosidades sombrías , aunque
matizadas.

En cuanto a la variedad cromática desarrollada , que se estructura sobre una armonía  general de gama cálida y la capacidad para vincular una excelente luminosidad que valore tonalidades , sin perder su propia personalidad intrinseca , hay una calculada combinación y mutua exaltación de colores y luces, sobresaliendo el protagonismo de éstas. El refinamiento de la paleta se acusa por doquier desde los tonos terracota hasta los amarillentos : rosados, asalmonados se diferencian y complementan brillando independientes, a la vez que grises y blancos , compitiendo con ocres y castaños , se resuelven hábilmente en medio de reflejos que afectan a peculiares motivos , detallados con esmero : algún pelo suelto, el borde de una uña , los nudillos marcados, la osamenta subcutánea , un acorde de tintes metálicos en el manubrio o en las crestas de los plegados de la indumentaria ; se alcanza así una notable exactitud en todos los órdenes, sin rebasar el umbral de la meticulosidad pictórica para adentrarse en el cuidadoso análisis de loe detalles.

Mercedes Tamara
15-02.2015

Bibliografia : ARTEHISTORIA
                    Caravaggio y la pintura realista europea MNAC