viernes, 5 de junio de 2015

LA FAMILIA LOMELLINI ANTON VAN DYCK

LA FAMILIA LOMELLINI 1626-1627
La familia Lomellini
óleo sobre lienzo 259 x 264 cm
National Gallery Edimburgo




De joven Anton van Dyck ( 1599-1641 ) pasó seis años en Italia y viajó mucho por el país, aunque su punto de referencia era Génova, en cuya aristocracia encontró un buen mercado para sus retratos.

Esta obra es la más majestuosa y ambiciosa de la etapa italiana de Anton van Dyck , así como una de las más singulares. Representa a la familia de Giacomo Lomellini, el dux de Génova entre 1625 y 1627. Como existía una tradición genovesa que prohibía retratar al dux mientras ostentaba el cargo a fin de evitar la propaganda personal, no aparece en el cuadro.

Los dos jóvenes de la izquierda han sido identificados como hijos de Giacomo y de su primera esposa . El mayor con armadura levanta un palo roto como referencia al papel de Giacomo. como defensor de la República contra la belicosidad del vecino ducado de Saboya . Los dos tienen a su izquierda a la segunda mujer del dux, Barbara Spinola , u a sus dos hijos, Vitoria y Agostino . Una estatua clásica de la Venus Púdica, casta protectora de la familia , subraya el tema.

En consecuencia se puede leer el cuadro también como defensa del hogar . A pesar de la majestuosidad del escenario con sus grandes columnas , su lujosa alfombra y sus imponentes colgaduras , el grupo familiar no tiene nada de envarado. Los gestos y posturas , dotan a cada personaje de un marcado carácter , desde la actividad orgullosa y defensiva del hijo mayor hasta el gesto tierno de la madre.

Van Dyck tenía un talento especial para retratar niños , que aquí se aprecia claramente. El niño hace una mueca de impaciencia mientras la niña , con un suntuoso vestido de seda naranja , obedece y permanece quieta.


Mercedes Tamara
5-06-2015

martes, 2 de junio de 2015

LA PARTIDA DE AJEDREZ SOFONISBA ANGUSISOLA

LA PARTIDA DE AJEDREZ 1555
La partida de ajedrez
óleo sobre lienzo 72 x 97 cm
Museo Narodowe Poznan, Polonia



Entre las italianas de su época , Sofonisba Anguissola ( 1535-1625 ) tuvo la suerte de ser hija de un hombre culto que quiso educar a sus siete vástagos en lo mejor de la tradición humanista, sin hacer distinción de sexos. Aunque eran varias hermanas que pintaban rápidamente, quedó claro que Sofonisba era un verdadero prodigio

Estudió con dos maestros eminentes Bernardino Campi y Bernardino Gatti, y alcanzó algo tan poco raro para una mujer como el prestigio internacional. Este cuadro probablemente sea su obra más famosa, una nueva visión del retrato . Prescindiendo de posturas rígidas y formales , la autora pinta a tres de sus hermanas : a la izquierda Lucia , en el centro Europa y a la derecha Minerva , con otro personaje que suele considerarse una criada, durante una partida relajada e informal de ajedrez.

La presencia vigilante de la criada podría aludir a la virtud de las muchachas, aunque también crea un contraste de clase y edad con las tres jóvenes de noble cuna . El ajedrez estaba considerado como un juego masculino, para el que hacía falta lógica y habilidad estratégica , atributos que no solían asignarse a las mujeres. A pesar del buen humor que irradia el cuadro, , la traviesa alegría de Europa ante el hecho de que Lucia esté a punto de ganar , demuestra que las hermanas se tomaban el ajedrez en serio. Como en esta época las mujeres artistas no tenían acceso al desnudo del natural , su gama temática era limitada . Así, Anguissola se concentró en dar vida al género del retrato 


Mercedes Tamara
2-06-2015