viernes, 1 de mayo de 2015

LA INSPIRACIÓN DEL POETA NICOLAS POUSSIN

LA INSPIRACIÓN DEL POETA 1630

La inspiración del poeta
óleo sobre lienzo 182 x 213 cm
París, Museo del Louvre








Nicolas Poussin (Les Andelys, Normandía, 15 de junio de 1594 - Roma, 19 de noviembre de 1665) fue un pintor francés, uno de los más destacados de la escuela clasicista. Poussin fue el fundador y gran practicante de la pintura clásica francesa del siglo XVII. Su obra simboliza las virtudes de la claridad, la lógica y el orden. Su influencia en el arte francés llega hasta la actualidad.

Pasó la mayor parte de su vida pintando en Roma, excepto durante un corto período en el que el cardenal Richelieu le ordenó regresar a Francia como pintor del rey. La mayor parte de sus obras son pinturas de historia de temas religiosos o mitológicos que a menudo tienen un importante elemento paisajístico. Hasta el siglo XX permaneció como fuente de inspiración dominante para los artistas de orientación clásica como Jacques Louis David y Paul Cezanne

La inspiración de poeta pertenece a un período muy temprano dentro de la obra de Poussin .Perteneció al cardenal Mazarino ( 1602-1661 ) Representa a un poeta con papel y pluma , junto al que aparecen la musa Euterpe y el dios del arte, Apolo, que ameniza el banquete de los dioses con su lira y es considerado también el señor de las Musas. 

Euterpe , a la que se reconoce por su flauta , representa la poesía lírica acompañada por la música de flauta . Unos genios alados coronan al poeta con ramas de laurel . La obra de Poussin se distingue de los modelos antiguos por el tratamiento grandioso de la luz y por la integración de la escena en un paisaje , lo que demuestra la gran influencia de Tiziano ( 1488-1576 ) en este cuadro tan decididamente romano.

Mercedes Tamara ( autora )
1-05-2015

Bibliografia : Wikipedia

martes, 28 de abril de 2015

BODEGÓN CON CESTA DE MANZANAS ,MEMBRILLOS Y GRANADAS JUAN DE ZURBARÁN

BODEGÓN CON CESTA DE MANZANAS ,MEMBRILLOS Y GRANADAS 1643
Bodegón con cesta de manzanas, mebrillos y granadas
óleo sobre lienzo 77 x 108 cm
Museo Nacional de Arte de Cataluña 



La silueta de una gran cesta de mimbre repleta hasta rebozar de manzanas y  membrillos destacan sobre el fondo negro, justo en el centro del lienzo . A su alrededor, en primer término , se esparcen otras piezas de frutales granadas, una de ellas abierta con el contenido de sus brillantes pulpas rojas a la vista y media manzana . Las ramas con hojas verdes de las frutas de la cesta y de las caídas animan a creer que las piezas son recién recogidas . La iluminación procedente de la izquierda desde diferentes planos es muy intensa, con la que se consigue un fuerte contraste entre luz y sombra de gran efecto plástico.


Nada se sabe de la historia de esta obra soberbia que ingresó en el museo con la colección Gil como un posible Velázquez y que desde entonces se consideró anónima tras haber propuesto nombres diversos para su autoría . Fue Jordan ( 1985 ) quien, de manera convincente , la identificó como la mano de Juan de Zurbarán a partir del parecido técnico con el Bodegón con cesta de frutas y cardos de la Gosta Serlachius Fine Arts Foundation de Mäntta ( Finlandia ) , cuya firma descubrió y dio a conocer con ocasión de la exposición Spanish 
Still Life in the Golden Age 1600- 1650 en el Kimbell  Art Museum de Fort Worth ( Texas ) . Fue aquella la primera vez que ambas obras se contemplaron juntas , y a partir de entonces el Museo Nacional de Arte de Cataluña aceptó la atribución para el cuadro de su propiedad. La muestra de Barcelona 1998 permitió ver de nuevo las dos obras conjuntamente y el público español pudo comprobar que la deiferencia compositiva que existe entre los dos cuadros se minimiza ante lo igual de su factura pictórica. En efecto, el modelado de los membrillos en primer término a la izquierda , de pincelada pastosa y corta, no pude ser más similar en los dos lienzos y también lo es el de las granadas y el de las hojas verdes de las frutas . Ambos cuadros son ahora punto de partida para reconocer el quehacer del hijo de Francisco de Zurbarán en otros ejemplares como el Bodegón con peras y flores en un bol de porcelana china del Art Institute of Chicago , el Bodegón con manzanas , albaricoques , membrillos, brevas , granadas y un bernegal de porcelana de la colección Masaveu y el Bodegón con cesta de manzanas, platos de granadas y florero de la colección Varez-Frisa. El año de ejecución de la obra comentado aquí debe ser próximo al año 1643, el mismo año consta junto a la firma " Juan de Zurbarán " en el cuadro conservado en Finlandia arriba citado.

Nos encontramos ante un ejemplo magnífico de la evolución del hijo de Francisco de Zurbarán hacía una sensibilidad nueva , alejada del equilibrio y la austeridad paternos, un modo de expresión sensual que alcanza las más altas cotas de calidad, un estilo de vanguardia indicador de su maestría y de la pautas que le llevaron a independizarse del taller familiar.


Mercedes Tamara
28-04-2015

Bibliografia ; Maria Margarita Cuyàs Museo Nacional de Arte de                                   Cataluña

lunes, 27 de abril de 2015

BODEGÓN CON PLATO DE MEMBRILLOS FRANCISCO DE ZURBARÁN

BODEGÓN CON PLATO DE MEMBRILLOS 1633
Bodegón con plato de membrillos
óleo sobre lienzo 35 x 40, 5 cm
Museo Nacional de Arte de Cataluña



Cuatro membrillos de tamaño natural destacan su silueta sobre el fondo negro. Un foco de luz procedente de la izquierda hace brillar el reflejo dorado de la fruta en el borde del plato que le sirve de soporte. En el ángulo inferior ; a la derecha del espectador, en primer término un trozo de ropa blanca .

Nada se sabe de la historia de este cuadro, que ingresó en el museo con la colección Gil como un bodegón exento , y que como tal se presenta hoy. El lienzo original está reentelado y los estudios radiográficos hacen pensar que se recortó de otro mayor. Pudo tratarse de un detalle puntual de una escena religiosa de interior doméstico relacionado con la vida de la Virgen o en la infancia de Jesús , con un plato de frutas alusivo a la Redención , algo muy frecuente en la producción de Zurbarán. 

Y dejando atrás la fecha de realización del cuadro de Zurbarán hay que convenir que esta obra es de incuestionable belleza , de una gran maestría y el misterio que deprende esta pintura del artista extremeño. Hay que contemplarla en su total pureza despojándola de toda referencia simbólica y abandonándonos solamente a su enorme potencial plástico 

Mercedes Tamara
27-04-2015

Bibliografia . Museo Nacional de Arte de Cataluña 

domingo, 26 de abril de 2015

LA CASTA SUSANA JEAN JACQUES HENNER

LA CASTA SUSANA 1864

La casta Susana
óleo sobre lienzo 185 x 130 cm
París, Museo de Orsay




Jean Jacques Henner ( 1829-1905 ) mostró una inclinación precoz desde muy joven hacía el dibujo . Empezó su formación artística en Alsacia gracias a una beca que le fue concedida por el Consejo General del Alto Rhin , pudo ir a la Escuela de Bellas Artes de París y seguir la clases de Droling y, luego de Picot. Tras dos fracasos, consiguió el
Premio de Roma en el año 1858 con la pintura Adán y Eva descubriendo el cuerpo de Abel .

A su regreso de Italia , presentó en el Salón de 1865 su último éxito 
La casta Susana un tema que había sido tratado varias veces desde el Renacimiento. que Henner recibió en herencia de los pintores italiano Giorgione , Coreggio y también Tiziano , cuya marca se ve reflejada en esta pintura . En Italia se acentuó su gusto por la pincelada gradual y el sfumato de Da Vinci

La casta Susana de Henner es una pintura un tanto afectada por la pose y el perfil de Susana en el bajorrelieve de la composición , pero , a pesar de ello, la obra muestra un estilo ecléctico no carente de encanto. Con ocasión del Salón de 1865, la crítica se dividió respecto a la ambigüedad de la imagen , que afecta tanto al género como a la forma. El realismo anatómico , además del carácter poco definido de los ancianos , molestó a los más dogmáticos. Algunos críticos encontraron a la bañista demasíado literal y auténtica , pero con poco encanto. 


Su Susana, no obstante, sigue siendo una joven de vigoroso modelado y robusta carne, realzada por el juego de los drapeados. Un preludio, en cierto modo, a la larga serie de figuras femeninas con carnaciones nacaradas, delicadamente destacadas de paisajes crepusculares, motivo que Henner intentará renovar incansablemente.


MercedesTamara ( autora )
26-04-2016

Bibliografia : París, Museo de Orsay