jueves, 10 de julio de 2014

EL PECIO WINSLOW HOMER

EL PECIO 1909
El pecio
óleo sobre tela 62 x 71,5 cm
Museo de Bellas Artes, Boston



Winslow Homer nació en Boston en 1836. Tras un par de años de aprendizaje con un litógrafo comercial en Boston, se mudó a Nueva York y se convirtió en ilustrador autónomo de Harper´s Weekly . La principal tarea de Homer , que fue la que le reportó un reconocimiento temprano, era realizar reportajes gráficos sobre la vida diaria de los soldados republicanos durante la guerra civil americana. Tras la derrota de la Confederación , Homer centró su atención en los estudios sobre la vida de Estados Unidos, sobre todo en las actividades al aire libre de los niños y los jóvenes. Sólo tras pasar un par de años en el pueblo pesquero de Cullercoats, noreste de Inglaterra, en 1881 y 1882, su obra adoptó un aire más sombrío en su conjunto que, de regreso a su país, explotó para lograr un intenso efecto alegórico. Homer murió en Prout´s Neck en 1910.

Winslow Homer , hombre no muy sociable, siempre estuvo alineado con los políticos progresistas . En la década de 1870, pintó varias obras sobre la vida de antiguos esclavos en las que, a modo de alegria, planteaba sus ambiciones insatisfechas . La más famosa Disfrazándose para el carnaval ( 1877 ) , tiene como personaje central a un afroamericano al que su propia gente engalana para divertirse. La lucha de los negros americanos vuelve a citarse en el cuadro La corriente del Golfo, pintada mucho más tarde, en 1889. El cuadro representa a un esclavo huido en un bote sin timón, surcando un mar embravecido y hostil. Se suele calificar a Homer de realista, pero el pintor se implica más en la temática de sus cuadros de los que el término realismo como observación parece implicar. Durante la temporada que pasó en Inglaterra , convivió con pescadores que tenían que ganarse duramente el sustento cada día ; bajo un cielo ensombrecido, veía hombre partir hacía un mar del Norte en el que se preparaba la tormenta, mientras sus mujeres se quedaban en tierra para reparar las redes y recibir la captura diaria. En Cullercoats, el mar; su carácter impredecible y su capacidad para desatar la violencia más indiscriminada se convirtieron para Homer en una fuerza alegórica definida, que le servía para referirse a la nobleza de los trabajadores. En la obra tardía , El pecio ( 1909) , el mar parece dominar por completo la tela, un alto y recio pino ( el pecio del título ) aparece derribado y despojado de sus ramas . El mar aparece incontrolable y se encoleriza tanto que se estrella al llegar a la tierra 


Mercedes Tamara
10-07-2014


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

domingo, 6 de julio de 2014

LA CLASE PRÁCTICA DE GOSS THOMAS EAKINS

LA CLASE PRÁCTICA DE GOSS 1875
La clase práctica de Goss
óleo sobre tela 244x 198 cm
Facultad de Medicina Jefferson, Universidad Thomas Jefferson, Filadelfia





Thomas Eakins nació en Filadelfia en 1844. Salvo los cuatro años que vivió en Europa durante su juventud, en los que estudió en París con Jean Léon Gérome,y luego en España , donde pasó " bastantes horas en el Prado ", trabajó toda la vida en su ciudad natal.  Su primera obra muestra la influencia de Rembrandt, Velázquez, Ribera y los grandes maestros realistas franceses; Coubert y Manet. En la actualidad, se le considera el padre del realismo social americano. Eakins, además de producir un corpus artístico prodigioso , fue un famoso algo  excéntrico y agresivo profesor que insistió en la eficacia de la práctica del dibujo al natural para ambos sexos y, también , en ocasiones, de recurrir a los desnudos

La clase práctica de Goss . Eakins emprendió la ejecución de esta obra a gran escala tras regresar de Europa. Quería realizar un cuadro que llamara la atención, y lo consagrara de inmediato como artista. La pintura, que plasma su estilo más españolizante, suscitó diversidad de opiniones. Hubo quienes afirmaron que era una obra maestra ( la minoria ) . Pero otros ( la mayoría ) se sintieron sobrecogidos por su " morbosidad " y su " mala educación ". Es una pintura dramática, tensa e inquietante, situada en el quirófano de prácticas de la Facultad de Medicina, Jefferson, Filadelfia donde Eakins estudió anatomía antes de marcharse a París. De adolescente, se sintió fascinado por la ciencia y por lo que consideraba un apasionado compromiso con la verdad objetiva. Había llegado el momento de pintar cuadros imbuídos por esa misma pasión. Considerada desde este punto de vista


La clase práctica de Goss no sólo refleja el interés de Eakins por el conjunto de procedimientos de la ciencia médica, sino también su deseo de crear una manera de pintar absolutamente objetiva: un nuevo " realismo "con transfondo alegórico. Mientras la operación está en curso , el célebre cirujano y anatomista, el doctor Samuel David Goss ( aferrando un escalpelo, con dedos ensangrentados, reflejo del Arquimedes de Ribera que se expone en el Prado ) se vuelve para tranquilizar a una mujer (posiblemente la la esposa del paciente ) que no puede soportar seguir mirando . A modo de contraste, en el plano del fondo, el artista encargado de plasmar visualmente la operación paso a paso está completamente absorto en el dibujo y aparentemente desentendido de la gravedad de la escena que se desarrolla ante él.

La clase práctica de Goss , obra muy controvertida desde el principio, tuvo que ser " rescatada " por el doctor Goss para poder legarla a la posteridad, quien dispuso que se colgara en un hospital militar y formara parte de una exposición sobre el tratamiento de las heridas de la guerra civil americana. En la actualidad, se considera una de las obras maestras del arte estadounidense del siglo XIX. Así, como Frederic Church había introducido en la palestra americana cierta concepción de las ciencias naturales de cariz poético, respetuosa con el orden divino y muy del gusto del romanticismo tardío. Eakins aportó el enfoque de la ciencia , descarnado y políticamente escéptico, que había presenciado en la Francia posrevolucionaria. El artista buscaba una concepción moderna y secular de la ciencia y el arte en la que aunadas, sirvieran de fuerza común para la liberación de la mente y el cuerpo. De este modo, la figura del gran anatomista representa la inmensa capacidad del intelecto ( la razón científica para resolver los problemas humanos ).



Mercedes Tamara
6-07-2014

Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo