sábado, 15 de junio de 2013

AUTORRETRATO VAN DYCK

AUTORRETRATO 1615
Autorretrato
óleo sobre tabla 25, 8 x 19,5 cm
Nepomak Karl von Liechestein, Viena











Es el primer autorretrato conocido del pintor. Tradicionalmente se considera que Van Dyck no puede tener más de 14 o 15 años y, por tanto, que lo había pintado hacía 1613-14 . Pero también puede ser posterior, dada su concordancia fisonómica con los autorretratos de la Alte Pinakhotek de Múnich y del Metropolitan de Nueva York que se consideran pintados hacía 1620, cuando Rosenbaum fecha este que nos ocupa. Como propone Van der Sighelen , quizá sea más razonable considerarlo pintado en 1615, es decir, una vez que Van Dyck hubo finalizado su aprendizaje en el taller de Hendrich van Balen iniciado en 1609 donde había permanecido a lo sumo los tres o cuatro años habituales de formación en el taller de un maestro -y, se disponía, por tanto, a iniciar su propio camino.


Dada la juventud del pintor , sorprende la maestría artística y la economía con la  que está ejecutado su autorretrato. Van Dyck se representa de busto, en diagonal hacía el fondo, con el hombro ligeramente echado hacía delante y con la cabeza  girada hacía el espectador; es decir,como si estuviera pintado delante del caballete y en ese momento hubiera girado la cabeza por encima del hombro para mirarse rápidamente en un espejo colocado fuera del cuadro, en el espacio  del espectador. Ese rápido movimiento y el desorden que produce en el cabello confieren a la figura un dinamismo ausente en los retratos tradicionales. Desde el punto de vista artístico , no guarda relación alguna con lo que Van Dyck pudo aprender de su maestro Van Balen-excelente pintor de figuras, pero todavía dentro de la estética manierista-sino que trasluce una búsqueda de nuevos modos expresivos y, por tanto, de una identidad artística propia. Así, figura y fondo se reducen a una sobria gama de tonalidades marrones y negras contrapuestas, que rompen pequeños toques de rojo y el grueso empaste blanco  del cuello de la camisa aplicado con una audaz y expresiva pincelada. Entre toques de pigmento blanco en el cabello y gruesos empastes en la frente, la  nariz y alrededor de los ojos absorben la luz que entra por la derecha. La pincelada larga y vigorosa que aplica los colores sin fundirlos responde a lo que  en 1604 Karel van Mander al describir la obra final de Tiziano llamada " estilo  áspero "( rouw ) un estilo que este tratadista y pintor consideraba era el más difícil  y, en consecuencia, desaconsejaba a los jóvenes. Así pues, parece poder concluirse que con este autorretrato el joven Van Dyck se ha querido presentar como un maestro consumado.




La tradición del autorretrato estaba bien establecida en los Países Bajos desde Jan van Eyck. A lo largo de su carrera Van Dyck se hizo numerosos-no tantos  como Rembrandth , pero mucho más que Rubens o Jordaens-además de poner su rostro a la figura de San Sebastián en sus escenas sobre este asunto. Todo  ello ha contribuido a difundir en la historiografía la imagen del pintor como una personalidad narcicista.




En este caso de este primer autorretrato de Van Dyck , Brown llama la atención sobre el hecho de que el pintor lo acometiera siendo tan joven . Pero, a mi juício, esto deja de resultar sorprendente si en lugar de ver esta imagen como un autorretrato lo hacemos como un tronie ( rostro ) o un estudio de expresión .Considero que esta interpretación está justificada , en primer lugar, desde el punto de vista compositivo: la ausencia de cualquier elemento que pudiera desviar la atención del espectador del rostro y de la mirada, del gesto, parece ratificar que no se trata de la representación solo de un rostro y,más aún , de 
una mirada . Y desde el punto de vista estilístico es innegable la coincidencia  de esta cabeza con las tronies de Van Dyck conservador.




Pero , además, la concepción de esta imagen como una tronie está justificada también desde una perspectiva historiográfica . Hace ya algunas décadas distintos autores advierten sobre el anacronismo de interpretar los autorretratos  anteriores al Romanticismo como una manifestación de la búsqueda por parte  de los artistas de su propia identidad, entendida esta en el sentido moderno, es decir, como individualidad . En relación con el siglo XVII la tratadística permite, en efecto, relacionar la práctica del autorretrato con uno de los principales argumentos esgrimidos entonces en favor de la pintura como actividad intelectual, como es su capacidad para comunicar las pasiones a través de la retórica del gesto. Por ello, y puesto que la expresión gestual solo puede ser estudiada a partir de la observación del natural , el pintor y tratadista Samuel  van Hoogstraten , por ejemplo, aconsejaba a los jóvenes pintores aprender a  retratar las emociones practicando con su propio rostro reflejado en el espejo.Y esto es lo que hace Van Dyck en este llamado autorretrato, que sería por  tanto un estudio de expresión gestual 




Mercedes Tamara Lempicka

15 -junio-2013


Bibliografía " El joven Van Dyc " Museo del Prado

viernes, 14 de junio de 2013

CABEZA DE CRISTO REMBRANDTH

CABEZA DE CRISTO 1648

Cabeza de Cristo
óleo sobre lienzo 25 x 21,5 cm
Berlin, Staatliche Museen zu Berlin








De esta pequeña cabeza de Cristo se conocen diversos ejemplares, si bien éste es el único que, en principio, la mayoría de los autores aceptan como original. De acuerdo con los inventarios de bienes , en 1656 Rembranth poseía dos cabezas de Cristo.

En este tipo de busto, con el cuerpo ladeado hacía la izquierda y la cabeza ligeramente inclinada hacía la derecha . Tiene una expresión de ensimismamiento, como si estuviera escuchando. El color esta aplicado con una pincelada amplia y suelta, pero , en el rostro, donde la luz incide directamente se  hace muy pastosa. El estilo directo y el formato indican que se trata de un boceto o estudio . 



Tradicionalmente se ha considerado que esta cabeza estaba tomada del natural y que el modelo , igual que en el caso de los personajes representados en muchos de sus cuadros, así como en otros estudios de cabeza pintados o grabados por Rembrandth desde finales de la década de 1640, habría sido algún amigo vecino judío suyo . Esta interpretación tiene su origen en la asociación entre Rembrandth y los judíos de Ámsterdam fabulada por parte de la crítica del siglo XIX a partir del aspecto exótico de algunos de los personajes de sus cuadros y, sobre todo, del hecho de que en 1639 se trasladó a vivir a Anhonisbreestraat.( hoy Josdenbreestrat ).




Sin embargo, esta leyenda ha empezado recientemente a ser desmontada por diversos autores . Es cierto que Rembrandth se interesó por la cultura judía, pero al igual , que muchos pintores coetáneos - entre ellos su propio maestro Pieter Lastman-, ya que los calvinistas holandeses se veían a si mismos como los nuevos israelitas, el nuevo pueblo perseguido con el que Dios habría establecido una nueva alianza. Desde esta perspectiva , el interés de Rembrandth por la reproducción de los rasgos fisonómicos judíos estaría justificado por su deseo de dotar a sus escenas del Antiguo Testamento de una mayor veracidad.



Sin embargo, como ha demostrado Gary Schwartz, esta cabeza ni siquiera está pintada del natural, sino que es una traducción pictórica fiel de la descripción de Cristo evocada en una pretendida carta de Pablo Léntulo, gobernador de Judea anterior a Poncio Pilato, y todavía recogida y aprobada por Samuel van Hoogstraten, uno de los dicípulos de Rembrandth .



Rembrandth se inspiró en esta cabeza para pintar al menos tres figuras posteriores. Cristo de cuerpo entero ( Nueva York, The Hyde Collection) Cristo resucitado y Santiago el Menor ( Nueva York, The Metropolitan Museum of Art ) todas ellas estlistícamente próximas a las figuras de los apóstoles y monjes que Rembrandth pintó en torno a 1657-61




Mercedes Tamara
14 -junio-2013




Bibliografía : Rembrndt " Pintor de historias " edic El Viso

jueves, 13 de junio de 2013

UNA CASA EN EL CAMPO FREDERIC EDWIN CHURCH

UNA CASA EN EL CAMPO 1854

Una casa en el campo
óleo sobre lienzo 81,5 x 130 cm
Seattle Art Museum Seattle, Washington






Esta obra de Frederic Edwin Church ( 1826-1900 ) , la cumbre de su etapa formativa  y evocación poética del mundo rural americano tal como lo quisieron Dios y la naturaleza , representa la casa de un pionero en un marco de belleza salvaje y primigenia . Estados Unidos estaba asimilando los cambios introducidos en su paisaje por la urbanización e industrialización . Henry David Thoreau acababa de  publicar Wolden, su famoso canto a la vida sencilla y Church supo captar con emoción y dramatismo estas ansias de pureza .




Church pertenecía a la escuela de Hudson, fundada por otra figura decisiva de la  pintura americana Thomas Cole ( 1180-1848 ). Sus miembros seguirían la tradición del clasicismo romántico y se veían como "taquígrafos de Dios " que pintaban América como la última frontera.Los pamoramas eran de rigor, Cole dio clases a Church en sus dos últimos años y  éste se lo pagó reflejando el amor de su maestro a la naturaleza todavía con más  esplendor. Una casa en el campo , homenaje definitivo de Church a Cole, resultó ser el último cuadro en que idealizaba el paisaje de Nueva Inglaterra.




En 1853 realizó su primer viaje de dibujo a Sudamérica, en busca de volcanes en erupción y de selvas impenetrables. Cuando volvió a pintar el paisaje estadounidense  el país estaba en plena lucha por la supervivencia ecológica. Church tuvo que dejar  de pintaren 1877 porque tenía artitris en las manos . Actualmente, Olana ,su museo  castillo victoriano, con vistas espectaculares ( las mismas que captó en diversos  cuadros, recibe miles de visitas.



Mercedes Tamara 


13 -junio-2013


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

miércoles, 12 de junio de 2013

ALTERCADO EN EL JUEGO STEEL JAN

ALTERCADO EN EL JUEGO 1665


Altercado en el juego
óleo sobre lienzo 90 x 119 cm
Gemáldegallerie SMPK Berlin






Jan Steen ( 1625-1679 ) Nació en Leiden ( Holanda ) y tuvo como profesores a Nicolaes Knüpfer en Utrech,Adriam von Ostade en Haarlem y Jan van Goyen en La Haya. En 1648 ingresó en el gremio de pintores de Leiden . En 1649 contrajo
matrimonio con Margaretha van Goyen, la hija del profesor en La Haya , donde se supone que residió hasta 1654.



Se sabe que trabajó como arrendatario en una cervecería de Delft y Leiden . En  
1656 dejó Leiden y se trasladó a Warmond . De 1661 a 1670 vivió en Harleem. Los 
últimos años de su vida los pasó en Leiden, donde a partir de 1672 dirigió un restaurante y en 1673 se casó de nuevo .
Jan Steel se encuentra entre los pintores más holandeses más importantes del
siglo XVI. Su obra extensa y polifacética comprende cuadros históricos y alegorías,
así como paisajes singulares, retratos y cuadros de género. Algunas obras importantes son: El corral , 1660, Mauritshuis, La Haya ; El mundo al revés , 1663, 
Museo de Historia de Arte ( Viena ) , El retórico en la ventana , 1665 Museo de Arte  
Filadelfia





Altercado en el juego . Delante de una taberna un caballero y unos campesinos se han enzarzado en un turbulento altercado , al que les ha llevado a esta situación tan violenta el exceso de alcohol y del tabaco y la encedida pasión por el juego.  La baraja y los objetos esparcidos por el suelo simbolizan los vicios, mientras que los rivales encarnan la ira, uno de los siete pecados capitales , que se repite con frecuencia en la pintura holandesa del siglo XVII.


Uno de los detalles más significativos de esta pintura , que demuestra el clima tan violento que se ha creado entre los campesinos, es que un caballero ha sacado su espada de la vaina para vengarse de las trampas que los campesinos han hecho en el juego. Una mujer, presumiblemente la dueña de la taberna , se abalanza sobre su brazo e intenta tranquilizarlo  Una niña situada , detrás del caballero , también pretende decirle con sus gestos que se contenga, No se demuestra públicamente las trampas que tan a menudo se hacen en los juegos de azar, sino el arrebato de cólera que éstas desencadenan y que induce a actos irreflexivos 


Mercedes Tamara Lempicka 
12 -junio 2013



Bibliografía : 1001 Pinturas que hay que ver antes de morir, Edic Grijalbo