sábado, 16 de marzo de 2013

PINKIE THOMAS LAWRENCE

PINKIE 1794
Pinkie
óleo sobre lienzo 148 x 102 cm
Art Collection, San Marino , California








Pinkie, una muchacha de once años , parece abandonar el paisaje de su retrato. Su falda y las cintas de su sombrero vuelan bajo la brisa que, tras ella , arremolina las  nubes. La imagen llama la atención por su energía y brillantez, y, es característica  de la obra de su creador ; un genio autodidacta que, siendo de origen humilde, seconvirtió en el mayor retratista inglés de su época y fue nombrado presidente de la Royal Academy y caballero del reino.


Thomas Lawrence ( 1769-1830 ) realizó este retrato cuando todavía no había cumplido los treinta años y, sin embargo, ya había pintado al monarca y pertenecía a la Royal  Academy, Sarah, cuyo apodo era Pinkie, procedía de una familia acomodada residente en la colonia de Jamaica , en las Grandes Antillas. Cuando la muchaca viajó  a Londres para ingresar en la escuela , su madrina de Jamaica encargó un retrato de ella para paliar su nostalgia.




El inusual enfoque que bajo la imagen hace que Sarah forme parte de ese cielo apagado, como una hija de la naturaleza que se hace eco de las ideas románticas del filósofo Jean Jacques Rosseau, muy popular en la época. La habilidad que  Lawrence muestra en su técnica no da tregua, las pinceladas fluidas hacen ondear
al viento el vestido de la muchacha, y a la vez otorgan corporeidad a la figura. Esta imagen es muy popular en las Islas Británicas , pues apareció en las cajas de bombones Cadbury, durante la década de 1920. Resulta trágico que Pinkie,  personaje central de una pintura que reivindica la vida, falleciera al año siguiente
de haberse concluido el retrato



Mercedes Tamara
16 -marzo-2013

Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

viernes, 15 de marzo de 2013

RETRATO DE UN CLEPTÓMANO THÉODORE GERICAULT

RETRATO DE UN CLEPTÓMANO 1819-1823


Retrato de un cleptómano
óleo sobre lienzo 61x50 cm
Museo de Bellas Artes , Gante



Como sucede con La balsa de la Medusa , este retrato muestra a Théodore Gericault ( 1791-1823 ) abrazando el realismo para plasmar los últimos sucesos de la época.  Uno de los amigos del artistas era un joven psiquiatra llamado ´Etienne- Jean Georget, quien creía que los pacientes psiquiátricos debían ser tratados con dignidad




.Asimismo , suscrito el nuevo concepto de monomanía a partir del cual los enfermos  sufrían una clase específica de delirio, compulsión u obsesión. Gericault realizó una serie de diez retratos de monomaníacos que estuvieron a cargo del doctor Georget. De las cinco obras que se conservaron el cleptómano quizás sea la más fascinante.

Gericault realiza una representación ultrarrealista de un individuo desagradable ,  si bien trasluce compasión romántica . De inmediato, se advierte que se trata de una persona perturbada dado que la considerable habilidad técnica del artista describe con gran convicción, la mirada  fija, el rostro tenso , el cabello descuidado y los hombros caídos. La contemplación de lo que parece ser una persona real nos provoca desazón. Sin embargo, también apreciamos el gran movimiento que hace de la vigorosa pincelada, que da al cuadro cierto aire de esbozo y establece un vínculo emocional con el personaje.


El resto de personajes de monomaníacos de Gericault que han llegado a nuestros  días muestran a un jugador compulsivo, a una persona que sufre envidia obsesiva, a un agresor infantil y a un paciente que padece el delirio de creerse un comandante  del ejército.



Mercedes Tamara 

15 -marzo 2013


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

miércoles, 13 de marzo de 2013

EL ENTIERRO DE LA SARDINA ( ESCENA DE CARNAVAL ) DE FRANCISCO DE GOYA

EL ENTIERRO DE LA SARDINA ( ESCENA DE CARNAVAL ) 1812-1819

El entierro de la sardina ( escena de carnaval )
óleo sobre madera 82,5 x52 cm
Madrid, Museo de la Real Academia de San Fernando



Goya comenzó su aprendizaje en Zaragoza con José Luzán, discípulo de Giordano y de Solimena . Después se trasladó a Madrid y entró en el taller de Francisco Bayeu, su futuro cuñado, que trabajaba en la corte de Carlos III a las órdenes de Mengs. Tras un viaje a Italia en en 1770/1771 , Goya fue llamado por el rey para trabajar en la Real Fábrica de Tapices .


En 1780 ingresó en la Real Academia de San Fernando , de la que fue director delegado y director general. Después de haber realizado algunos encargos  reales a partir de 1781 , fue nombrado pintor del rey en 1786, pintor de cámara en 1789 y primer pintor de cámara en 1799. Mientras que en su primera fase , Goya puede ser considerado un fiel representante de una variante española del rococó que contenía elementos franceses e italianos a partir de 1792 su estilo sufre una transformación radical. Ese año Goya padeció una enfermedad que le dejó completamente sordo. En una serie de pinturas, que no le fueron encargadas, aparecen formas amenazantes y fantasmagóricas bajo la máscara de escenas populares de la vida cotidiana ( El entierro de la sardina, Procesiónde disciplinantes , Casa de locos, El Tribunal de la Inquisición, todos ellos en  Madrid, Academia de San Fernando ).


Al mismo tiempo realizó 80 grabados, los Caprichos ( publicados en 1799 ) en  los que, se proponía" fustigar los vicios y los errores humanos ". Las pinturas negras de la Quinta del sordo ( Madrid, Prado ), constituyen el punto culminante
de esta temática en torno al lado oscuro y abismal de la existencia humana .  Presionado por la Restauración , Goya abandonó España y se refugió en Burdeos. En cuanto a sus retratos, en los que Goya plasmó la honda ductilidad de la naturaleza humana , habría de esperar al siglo XX para que fueran valorados en
toda su magnitud. 

En el boceto para este lienzo, en lugar de mujeres de vestidos claros aparecían  monjes ; en el estandarte lucía la inscripción mortus, que aún hoy puede verse a los rayos X , debajo de la máscara con la sonrisa maliciosa que Goya pintó posteriormente . En los dos casos subyace la misma idea , si bien el boceto hace referencia a su origen, se trata del juego medieval del mundo al revés , en la quelos ritos y costumbres de la iglesia se pervertían -con su anuencia- en una anarquía completa, a la que sigue la reconstrucción del orden .


En la España de la Inquisición se borraron del programa los monjes de Goya , la lacónica claridad de la palabra mortus queda sustituida por una mueca. Y su expresión es ciertamente un estandarte ,el lema de esta actividad fantasmagórica,
el abismo de un alboroto apocalíptico , la caricatura de la alegría que se vuelve amenaza. Ante nuestros ojos se despliega la imagen de un último desfile grotesco de pánico, ante la muerte. Los militares entre los mendigos, las mujeres, los niños
son símbolo de un orden perdido , que ya no se puede restablecer y que una masaanónima, oculta tras las máscaras, destruye en un acto de locura desesperada

" El sueño de la razón

produce monstruos " 

Francisco de Goya                                         Mercedes Tamara Lempicka
                                                                               13 -marzo-2013



Bibliografía : Goya , Edti Biblioteca El Mundo

lunes, 11 de marzo de 2013

EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA DE WILLIAM HOLMAN HUNT

                                      EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA  1853



El despertar de la conciencia
óleo sobre lienzo 76x56 cm
Tate Collection , Londres





William Holman Hunt ( 1827-1910 ) miembro de la Hermandad de los Prerrafaelistas, pintó una de las imágenes más definitorias del cristianismo victoriano. La luz del mundo ( 1851-1853 ) que se hizo popular como grabado.  El despertar de la conciencia es una respuesta directa al mencionado cuadro . Una joven se levanta bruscamente mirando hacía arriba. Su postura indica que lo hace  en reacción a algo visto u oido , fuera de la casa .A primera vista se trata de una escena doméstica en un entorno confortable, pero la pintura victoriana no suele  reflejar tanta intimidad entre un hombre y una mujer, y aunque la protagonista  esté cargada de anillos, ninguno de ellos es una alianza.


Es una "mantenida ", una amante. La rodean muchos símbolos del cautiverio ( el reloj en una campana de cristal, el pájaro cazado por el gato ) y de vida desperdiciada ( el tapiz inacabado, la partitura de Tears en el suelo ). Lo que mira es el mundo que hay fuera de su casa o prisión , un mundo más feliz , visto en el rayo de sol que ilumina la esquina inferior derecha del cuadro y reflejado en el espejo del fondo.Ha  visto la luz.




El cuadro es una expresión directa del resurgimiento religioso que afectó a todos  los sectores de la iglesia anglicana a mediados de la época victoriana, religiosidad a la que, sin embargo, ofendió el tema de la obra y es que la sensibilidad de aquel entonces se molestaba hasta con pinturas de hombres y mujeres hablando libremente en el mismo vagón del tren. Aunque actualmente cueste un poco entender la situación de la joven del cuadro, no deja de ser una acertada plasmación de una emoción espiritual.



Mercedes Tamara 
11-marzo-2013


Bibliografía : El Prerrafaelismo, Edic Taschen