miércoles, 27 de mayo de 2015

UNA MAÑANA : DANZA DE LAS NINFAS JEAN BAPTISTE CAMILLE COROT

UNA MAÑANA : DANZA DE LAS NINFAS 1850

Una mañana ; la danza de las ninfas
óleo sobre lienzo 98 x 133 cm
París, Museo de Orsay




Jean-Baptiste Camille Corot nació en París, en una casa desde la que se tenía una perspectiva del palacio de las Tullerías, el Sena y El Louvre. De familia acaudalada, Corot recibió una educación burguesa y realizó sus estudios secundarios en la ciudad gótica y normanda de Ruan, entre 1807 y 1812, tales estudios le marcaron definitivamente. Allí vivía con un amigo llamado Sennegon, lector de Jean-Jacques Rousseau y próximo a las ideas ilustradas, de quien adquirió el gusto por la naturaleza. Continuó su formación en Poissy y al concluirla, manifiesta su deseo de ser pintor, pero su padre se opuso a ello y lo empleó como aprendiz en el negocio familiar. Camille, sin embargo, dedicó casi toda su jornada laboral a dibujar, por lo que la familia terminó por aceptar su vocación y financió su formación artística.


Corot combinó una y otra vez a lo largo de su carrera los motivos paisajísticos con los temas mitológicos . Una mañana : danza de las ninfas , el escenario es un prado tranquilo y soleado , bordeado por una serie de grandes árboles que proyectan sus sombras . Un grupo de ninfas baila en coro en una mañana esplendorosa . La escena está bañada por una luz verdosa brevemente plateada .

La atmósfera de esta obra fascina a quien le contempla . El cielo claro , atravesado por algunas nubes , sirve de marco a las hojas y a las ramas de los árboles que se funden con la luz . Las figuras se entremezclan y se asimilan con la naturaleza . La especial atmósfera del amanecer integra todos los elementos compositivos del cuadro- Los brazos extendidos y los cuerpos curvados de las ninfas danzantes se asemejan en cierto modo a las ramas de los árboles cercanos y hacen de estas criaturas plantas que bailan en el prado . Los bosques idílicos de Corot muestran al observador las perspectivas más escondidas y secretas de la naturaleza.


Mercedes Tamara ( autora )
27-05-2015

Bibliografia : Wikipedia




domingo, 24 de mayo de 2015

LA CAZA DE LOS LEONES EUGÈNE DELACROIX

LA CAZA DE LOS LEONES 1854
La caza de los leones
óleo sobre lienzo 86 x 115 cm
París, Museo de Orsay




Las escenas de luchas de animales pintadas por Delacroix vivas y de intenso colorido , se cuentan entre las obras cumbres del romántico francés más significativo. 

El artista emprendió  en 1832 un viaje al norte de África , que le proporcionó un material llamado género orientalista . No sólo encontró inspiración para numerosos temas, sino también una nueva paleta cromática . Esta escena de leones en plena lucha ambientada en el fascinante y colorista mundo oriental , constituye un buen ejemplo de ello . 

Un gran boceto al óleo titulado La caza de los leones sirvió de preparación para el cuadro del mismo título , que se expuso en el Salón de 1855 y quedó destruido por un incendio en el año 1870.

El boceto tiene una gran fuerza de seducción por sus colores brillantes aplicados sobre el lienzo con pinceladas sueltas . La libertad de expresión acentúa el dramatismo de la representación . Tan sólo en una segunda contemplación se consigue distinguir bajo la ondulante mezcla de formas y colores las figuras de los leones, las personas y los caballos .

La composición se basa en un triángulo cuyo vértice superior está ocupado por la cabeza de un caballo encabritado con su jinete ligeramente inclinado hacía un lado. A derecha e izquierda aparecen los leones atacando y en primer plano se ven monturas y jinetes caídos, en poses audaces, en escorzo que intentan librarse del peligro . Este boceto manifiesta el gusto de Delacroix por las escenas de carácter salvaje y demoníaco. 

Mercedes Tamara
24-05-2015