lunes, 9 de marzo de 2015

LA VIZCONDESA DE POILLOÜE DE SAINT-PERIER , DE SOLTERA MAXIMILIANNE MARIE JEANNE DE KERGOLAY JOHN SINGER SARGENT

LA VIZCONDESA DE POILLOÜE DE SAINT-PERIER , DE SOLTERA MAXIMILIANNE MARIE JEANNE DE KERGOLAY 1883
La vizcondesa de Poilloüe de Sain Perier, de soltera Maximilianne
 Marie Jeanne de Kergolay
óleo sobre lienzo 159 x 121 cm
Museo National de Blérancourt



Italiano de nacimiento , de origen americano, pero parisino de formación, John Singer Sargent debe mucho a la enseñanza y el ejemplo de Carolus Duran , del que fue lo bastante allegado como para acompañarlo en viajes y exponer su retrato en el Salón de 1879 ( Williamstown , Clark Institute of Arts ) .

Desde 1874 frecuentó también el estudio de Bonnat , otro pintor hispanizante de temperamento viril También se le vio , en aquellos años, impresionado por la pintura impresionista . De tales estímulos  complementarios podía haber salido un pintor indeciso . Sin embargo, Sargent brilla en el Salón con escenas de género y retratos sobre los que planean las enseñanzas de 
Carolus Duran y la audacias más decididas de la vanguardia dirigida por Manet .

En la pintura que nos ocupa, la retratada ,de soltera Jeanne Kergolay , era hija de un diputado , se casó con el vizconde en 1874 y murió en 1897, en el terrible incendio del Bazar de la Charité . Todo en el cuadro es bello , todo transmite la alta condición de la retratada : la joven de veinticuatro años lleva un vestido muy escotado de un rojo profundo , con una guirnalda de bellas flores , la pintura es de factura firme , pero fluida . Tras hacerse pintar por Sargent hacía 1879, el vizconde de Saint- Perier le encargó el retrato de su esposa , en que Singer combinó su gusto por los coloridos poderosos con los guiños al Antiguo Régimen .

A este respecto , el abuso del rojo podía pasar razonablemente por la audacia digna de 
Carolus Duran , pero indigna de tan aristocráticas bellezas . En el Salón mismo , Sargent había tenido que sufrir algunas críticas sobre sus rojos incandescentes , cuando se aplicaban al bello sexo. En este cuadro el color sanguineo , añade una nota de sensualidad secreta más que de verdadero erotismo Sargent hace brillar los ojos , entre el vestido carmesí y la flor rosa colocada en el cabello recogido con elegancia                            

         
Mercedes Tamara
9-03-2015


Bibliografía : Pinturas académicas del Salón de Paris, Colecc Museo de Orsay 







No hay comentarios:

Publicar un comentario