domingo, 15 de febrero de 2015

CIEGO TOCANDO LA ZANFONÍA GEORGES LA TOUR

CIEGO TOCANDO LA ZANFONÍA 1640

Ciego tocando la zanfonía
óleo sobre lienzo 84 x 61 cm
Museo Nacional del Prado, Madrid



La Tour es uno de los mejores representantes del tenebrismo francés, muy influido por los Caravaggistas de Utrecht y la escuela barroca holandesa, entre ellos Elsheimer y Rembrandt. Sus mejores figuras son ancianos aislados tocando algún instrumento musical, como este Ciego tocando la zanfonía, en los que el naturalismo es su principal característica. 

 


La soledad del ciego que lucha con su instrumento por sobrevivir en el complicado mundo barroco, hace que provoque el cariño en el espectador que lo contempla, como si de un héroe se tratara. La figura de La Tour ha sido recientemente redescubierta por la crítica lo que ha motivado que este lienzo no haya llegado al Museo del Prado hasta 1992. 


Ciego tocando la zanfonía se trata de un fragmento de un lienzo que fue de mayores dimensiones , en el cual el personaje debía aparecer sentado, de cuerpo entero o cuando menos, bastante más completa su composición, cuya parte central es la que hoy se conserva. Sin embargo, el cuadro tal y como se contempla hoy, perfectamente distribuido en su su disposición, aunque carezca de partes de prístina elaboración, es de una irreprochable calidad, tanto de concepción como de ejecución, lo que permite
considerarlo como una destacadísima obra en sí misma y, por comparación con otras creaciones salidas de las mismas manos en esos años . Además , su excelente estado de conservación permite apreciar mejor su factura que en otros lienzos del autor de análogas características.

El modelo empleado responde al tipo común de ciego mendigo , acentuando su carácter miserable por la dramática circunstancia de la ceguera, todo lo cual busca sobrecoger el ánimo del espectador. Se muestra de perfil, con la frente abombada y bien despejada, a la cual se añaden barba , bigote y cabellos descuidados . Se envuelve en una amplia capa, bajo la cual se adivina una modesta casaca que cubre una camisa como cuello, muy ajado que sirve de base textil a la sólida cabeza. Mantiene sobre el regazo el instrumento- una zanfonía algo tosca y con incisiones decorativas geométricas - situando la mano derecha en la manivela y la izquierda en los registros. Los labios entreabiertos y la colocación de los dedos denotan estar cantando y tañendo al mismo tiempo , según era la costumbre en las gentes de su clase y condición dedicadas a la tarea de las diversiones populares , desplazándose de un lugar a otro.

La Tour ha utilizado diversos recursos altamente eficaces para subrayar determinados pormenores del desdichado juglar : insistencia en las arrugas de la piel como indicio de los estragos del tiempo y las malas condiciones de vida : el cráneo desprovisto en parte de protección capilar, y donde ésta existe, marcadamente canosa y lacia ; la barba arremolinada y hecha a base de pinceladas sueltas aunque precisas; las largas cejas supraorbitales que acentúan el vacío de las cuencas de los ojos, a todo lo cual se une la energía de las manos , destacable en la derecha , cuyo puño se cierra firmemente en torno al remate superior de la zanfonía . La figura se muestra vigorosamente iluminada desde la izquierda, producíéndose marcados contrastes que acentúan la solidez de los volúmenes y dan lugar a sinuosidades sombrías , aunque
matizadas.

En cuanto a la variedad cromática desarrollada , que se estructura sobre una armonía  general de gama cálida y la capacidad para vincular una excelente luminosidad que valore tonalidades , sin perder su propia personalidad intrinseca , hay una calculada combinación y mutua exaltación de colores y luces, sobresaliendo el protagonismo de éstas. El refinamiento de la paleta se acusa por doquier desde los tonos terracota hasta los amarillentos : rosados, asalmonados se diferencian y complementan brillando independientes, a la vez que grises y blancos , compitiendo con ocres y castaños , se resuelven hábilmente en medio de reflejos que afectan a peculiares motivos , detallados con esmero : algún pelo suelto, el borde de una uña , los nudillos marcados, la osamenta subcutánea , un acorde de tintes metálicos en el manubrio o en las crestas de los plegados de la indumentaria ; se alcanza así una notable exactitud en todos los órdenes, sin rebasar el umbral de la meticulosidad pictórica para adentrarse en el cuidadoso análisis de loe detalles.

Mercedes Tamara
15-02.2015

Bibliografia : ARTEHISTORIA
                    Caravaggio y la pintura realista europea MNAC

No hay comentarios:

Publicar un comentario