lunes, 23 de junio de 2014

SAN FRANCISCO MEDITANDO CARAVAGGIO

SAN FRANCISCO MEDITANDO 1605-1606
San Francisco meditando
óleo sobre lienzo 130 x 90 cm
Cremona, Pinacoteca del Museo Civico







Se ve al santo arrodillado frente, contemplando el crucifijo en escorzo transversal y apoyado en el libro abierto. Sirve de sostén a éste , la calavera, que destaca en primer plano , por lo general colocada en el lado izquierdo de la composición.El pequeño grupo de objetos es tratado como una naturaleza muerta, con una precisa referencia al tema de las vanitas. La actitud encorvada del santo con la cabeza apoyada en las manos juntas , contribuye a la atmósfera del íntimo recogimiento meditativo , que se desarrolla en un claro del bosque.




Éste se hace visible merced al fulgor del tronco que forma parte de una vegetación ejecutada mediante sutiles transiciones tonales entre el marrón oscuro y el negro; raspasa la preparación rojiza del fondo, que hace destacar los tonos terrosos que se extienden a toda la composición . La luz intensifica las arrugas expresivas del santo en meditación y sus manos unidas, resalta el paño del sayo que viste la figura ,organizada a base de masas geométricas y acompaña los detalles de naturaleza muerta , como el escorzo de la cruz, el margen luminoso de la página abierta del libro y los relieves de la calavera.




Se ve al santo arrodillado frente, contemplando el crucifijo en escorzo transversal y apoyado en el libro abierto. Sirve de sostén a éste , la calavera, que destaca en primer plano , por lo general colocada en el lado izquierdo de la composición.El pequeño grupo de objetos es tratado como una naturaleza muerta, con una precisa referencia al tema de las vanitas. La actitud encorvada del santo con la cabeza apoyada en las manos juntas , contribuye a la atmósfera del íntimo recogimiento meditativo , que se desarrolla en un claro del bosque.




Éste se hace visible merced al fulgor del tronco que forma parte de una vegetación ejecutada mediante sutiles transiciones tonales entre el marrón oscuro y el negro; raspasa la preparación rojiza del fondo, que hace destacar los tonos terrosos que se extienden a toda la composición . La luz intensifica las arrugas expresivas del santo en meditación y sus manos unidas, resalta el paño del sayo que viste la figura ,organizada a base de masas geométricas y acompaña los detalles de naturaleza muerta , como el escorzo de la cruz, el margen luminoso de la página abierta del libro y los relieves de la calavera.


Mercedes Tamara
23-06-2014



Bibliografía : Carvaggio, Edit Biblioteca El Mundo