viernes, 20 de junio de 2014

RETRATO DE OSWALD KREL ALBERT DURERO

RETRATO DE OSWALD KREL 1499
Retrato de Oswald Krel
óleo sobre tabla 30 x 19 cm
Munich, Alte Pinakothek





Pintada en el mismo año en el que Durero se ocupó en la ejecución de los cuatro retratos Tucher, una tabla representa al joven Oswald Krel, representante en Nuremberg,  de una importante empresa comercial de Ravenburg en la Alemania meridional . Personaje inquieto " algunos han creído reconocer en sus rasgos los signos de un desequilibrio psíquico - fue incluso encarcelado durante un breve tiempo , cosa que no sucedería con mucha frecuencia a personas de su rango.

El temperamento vivo y burlón del personaje, que había pasado un mes en prisión , precisamente en Nuremberg, por haber encarnecido supuestamente a un notable de la ciudad. se pone bien de manifiesto en la mirada y el porte casi insolente , con la mano izquierda apretando la ancha esclavina de piel, signo exterior de su elevada posición social. El rostro, de rasgos marcados y decididos, enmarcado por una espesa cabellera ondulada , se recorta ante el fondo rojo intenso del paño, detrás del cual se deja ver un sereno paisaje fluvial . Han desaparecido en este cuadro los arabescos de brocado que, formando un motivo decorativo de fondo, caracterizaban a los retratos de Tucher.

El rojo liso del cortinaje en este retrato marca la vuelta al fondo uniforme de la época del Autorretrato con flor de cardo y preludio de lo que será una constante en los retratos pintados en el futuro de Durero.


Mercedes Tamara
20-06-2014

Bibliografía : Durero, Edit Biblioteca El Mundo

miércoles, 18 de junio de 2014

ESCENA RURAL JEAN-BAPTISTE CAMILLE COROT

ESCENA RURAL 1875
Escena rural
óleo sobre lienzo 
Museo de Toulousse- Lautrec, Albi



Se suele asociar a Jean-Baptiste Camille Corot ( 1796-1875 ) con los pintores de la Escuela de Barbizon , que pintaron en clave realista como reacción contra el romanticismo más riguroso de la época. Sin embargo, el realista Corot tenía el corazón de un romántico , de ahí que su obra sea un puente entre las dos tendencias.

Sus pinturas destilaban la armonía característica de la Arcadia, recordatorio clásico de sus primeras influencias . Esta Escena rural pintada el mismo año en que murió, es de un ensoñador  lirismo poético. En el primer plano, aparecen unos árboles de considerables dimensiones , forma compositiva a la que solía recurrir el artista. A la izquierda y, a través de sus ramas, estos árboles dejan entrever un conjunto de edificaciones idealizadas y, al frente, el remanso de un río.

Asimismo, los dos personajes son característicos de su producción , puesto que Corot incluía invariablemente una sola mancha de color intenso, como una boina o un chal rojo que llamara la atención y le permitiera centrar la escena. En sus círculo parisino, era conocido con el sobrenombre de Padre Corot, por su espíritu caritativo y su costumbre de ayudar a los jóvenes artistas en apuros.


Mercedes Tamara
18-06-2014


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo