viernes, 4 de abril de 2014

LÁGRIMAS DE SAN PEDRO EL GRECO


                                    LÁGRIMAS DE SAN PEDRO 1580-1586

Lágrimas de San Pedro
óleo sobre lienzo 105 x 88 cm
Bowes Museum Bernard Castle, County Durham




El capítulo del arrepentimiento y llanto de San Pedro era muy grato para la Iglesia . Eso de San Pedro, la cabeza visible designada por Jesús le negara hasta tres veces por cobardía no dejaba en buen lugar al papado . Sin embargo, los teólogos y moralistas de la Contrarreforma comprendieron que la falta cometida por el apóstol le aproximaba al hombre mortal , con todas sus debilidades, aquél al que se dirigía el mensaje cristiano.

De modo que pasó a ser un tema recurrente en la pedagogía posterior al Concilio de Trento . En él confluían dos aspectos sumamente importantes. El arrepentimiento con la consiguiente penitencia y las lágrimas. Hasta ahora sólo conocemos las de la Mater dolorosa y las de María Magdalena . Al igual que ellas, San Pedro llora por amor conformando uno de los capítulos devocionales más bellos de la espiritualidad del siglo XVI, el que se conoce como "flevit amare "...o llorar de amor ( MARTINEZ BURGOS, 2003 ). Apelando a la teoría de los afectos , aquella que potencia la empatía o acercamiento emocional y afectivo entre el fiel y la imagen, se abre la vía para el " cuadro de devoción" en estado puro . De pequeño tamaño, está destinado a oratorios privados , a clientes particulares y al fiel en su recogimiento más íntimo . No es de extrañar, por tanto, el éxito de El Greco en este apartado iconográfico del que hizo hasta seis versiones autógrafas.






Lágrimas de San Pedro 1587-1596
óleo sobre lienzo 97 x 79 cm
Museo Saumaya, México



La primera es la del Museo Bowes y a partir de ahí , poco va a cambiar su composición . De algo más de medio busto y en primer plano, el santo aparece inmerso en el llanto y en la meditación . Vestido de azul y sobre el manto amarillo ,arropado por la roca en la que crece la hiedra , dirige contrito su mirada hacía el cielo . En el lado izquierdo , El Greco acude a la narración sinóptica , es decir, mezcla episodios distintos en un solo espacio y difumina la figura del ángel y María Magdalena , la otra gran arrepentida , yendo hacía el sepulcro a ungir a Cristo, con lo que vincula ese episodio al de la Resurreción . Esencialmente, éstos son los elementos que se repiten en las versiones sucesivas . Apenas unos cambios, como la introducción del manto amarillo sobre los hombros y la colocación visible de las llaves , atributo del apóstol. De modo que más que los elementos, lo que va modificándose es la entonación cada vez más sombría y lúgubre de las luces y los cielos, paulatinamente desplazados por la cueva que va ocupando la casi totalidad del segundo plano. Realizadas en los años noventa se conservan varias versiones ,siguiendo este último modelo, en Toledo, como las del hospital Tavera y en el Museo de El Greco . También en México D E, San Diego, Washington y la más tardía en Oslo , pintada entre 1608 t 1614.


Mercedes Tamara
4-04-2014

Bibliografía :El Greco El pintor humanista : Obras completas Edic Libsa

jueves, 3 de abril de 2014

A LA LUZ DE LA LÁMPARA HARRIET BACKER

A LA LUZ DE LA LÁMPARA 1890
A la luz de la lámpara
óleo sobre lienzo 55 x 66,5 cm
Raysmus, Meyen Samlingen Bergen



A finales del siglo XIX ,el arte escandinavo estaba fuertemente influído por los últimos avances acontecidos en París. El estilo naturalista era el dominante , mientras que el trabajo de los impresionistas despertaba el interés por la representación de la luz. Harriet Backer ( 1845- 1932 ) una de las mejores artistas noruegas , se mostró atraída por ambas tendencias.

No tardó en adoptar las técnicas propias de la pintura en plein air , aunque en lugar de aplicarlas al género más habitual del paisaje, prefirió reproducir la manera en que la luz entra en una habitación. 

Backer que describió este tipo de pintura como  "plein air en interiores " amplió dicha temática para abarcar también fuentes de luz artificial . Quizá A la luz de la lámpara sea la mejor de sus escenas nocturnas, aclamada en la exposición de otoño de Cristiania ( la actual Oslo ) de 1890 . La luz de la lámpara de aceite y del fuego de la estufa está representada con la habitual precisión de la artista, como las sombras crean un aura de misterio . La oscuridad también acentúa la soledad y el aislamiento de la figura temática que fue explorada por diversos artistas escandinavos como Munch o Hammenrshol


Mercedes Tamara
3-04-2014


Bibliografía : Arte Moderno , Todo Arte

lunes, 31 de marzo de 2014

TRES MUCHACHOS EN UN BOTE WINSLOW HOMER

TRES MUCHACHOS EN UN BOTE 1873
Tres muchachos en un bote
óleo sobre tabla 14,9 x 25,4 cm
Colección particular

Esta obra de Winslow Homer ( 1836-1910 ) encarna una particular combinación de nostalgia personal e histórica , muy popular en el arte americano del siglo XIX . Homer inició su carrera como dibujante de la guerra civil y trabajó para Hopper´s Weekly , aunque fue evolucionando hasta convertirse en un pintor paisajista y en el cronista de la vida estadounidense.

Sin ocultar su preferencia por la costa de Nueva Inglaterra ( en este caso por el tormentoso Gloucester en Massachusetts, ) Homer se identifica con una América anterior , más tranquila previa a la revolución industrial y a sus desigualdades ,mostrando la inevitable transición de la infancia a la vida adulta. Este tema también era comparable con la literatura del momento . Autores como Mark Twain y Louise May Alcott formaban parte de una generación que idealizaban el carácter despreocupado de los niños, para quienes la naturaleza ofrecía el último refugio posible contra la corrupción y las responsabilidades de la edad adulta .

A pesar de estar ejecutada al óleo , la obra conserva el estilo espontáneo de Homer. Se le suele comparar con Thomas Eakins , pues ambos gustan de las marinas y muestran un gran interés por la luz. Sin embargo, Homer se diferencia de la obr de sus colegas en la plasmación de sus personajes. En general representa la figura humana trascendiendo el retrato y apostando por una imagen universal del hombre  en un entorno natural.Tres muchachos en un bote tendría gran influencia en pintores posteriores amantes de la quintaesencia americana como Edward Hopper
y Robert Henri.


Mercedes Tamara
31-03-2014


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

domingo, 30 de marzo de 2014

EL PICAPEDRERO HENRY WALLIS

EL PICAPEDRERO 1857
El picapedrero
óleo sobre lienzo 65,4x 78,7 cm
Museum and Art Gallery , Birmingham







Conocido sobre todo por su obra La muerte de Charttenton ( 1856, Tate Gallery, Londres ) que Ruskin calificó de " inmaculada " y " maravillosa " ,El picapedrero de Henry Wallis ( 1830-1916 ) , es un cuadro más realista que el de su predecesor romántico . El pintor nos muestra a un trabajador que parece dormido , si bien, en realidad, ha fallecido de agotamiento. Así como La muerte de Charttenton es preciosista de colorido ( con los pantalones púrpura y el pelo de un vívido color cobrizo) El picapedrero hace gala de un cromatismo más apagado.



Los colores otoñales enfatizan el hecho de que el hombre ha fallecido tempranamente . Se cree que Wallis realizó el cuadro como protesta por la Ley de los Pobres de 1834, que obligaba a quienes perdían el empleo a ingresar en un asilo de pobres, razón por la que algunos trabajaban hasta la extenuación y morían.




En el marco de esta pintura aparece un verso de un poema de Tennynson: " Es ahora cuando concluye tu larga jornada laboral " . El picapedrero se expuso en la Royal Academy de Londres en 1858 y cosechó muy buenas críticas , si bien al principio no se captó el verdadero mensaje del cuadro .El picapedrero marca el distanciamiento de Wallis de los principios del prerrafaelismo y la adopción del realismo social por parte del pintor. En 1859 el artista recibió una herencia que le posibilitó dejar de pintar para ganarse la vida.Sin embargo, siguió adelante con su producción , aunque en sus obras tardías ya no se advierte el apasionamiento de sus primeros cuadros



Mercedes Tamara
30-03.2014




Bibliografía : El Prerrafaelismo , Edic Taschen