domingo, 28 de septiembre de 2014

EL JUICIO FINAL FRAY ANGÉLICO

EL JUICIO FINAL 1432- 1435
El Juicio Final
óleo sobre lienzo 105 x 210 cm
Convento de San Marcos, Florencia




Esta sorprendente visión del Juicio Final fue pintada a principios de la década de 1430 para la iglesia de Santa María degli Angeli, en Florencia. La perspectiva de las dos filas de tumbas vacías que se extiende hasta el cielo oscuro y vacío del fondo crea una intensa sensación de espacio y premonición .

En el centro rodeado de una aureola de ángeles, se encuentra Jesucristo desempeñando el papel de juez, con la Virgen y san Juan a ambos lados como es habitual. Debajo de ellos, la división entre los bendecidos y los condenados ya ha tenido lugar . Los ángeles acuden para llevarse a los prisioneros hacía la dicha del cielo, simbolizado aquí por la danza circular en un paisaje paradisíaco . En el lado opuesto , los condenados muestran gestos de terror mientras los demonios los conducen hasta los tormentos del infierno.


JUICIO UNIVERSAL   Los Evangelios profetizaron que todas las naciones se congregarían ante Cristo y que " Él separaría a los unos de los otros, como el pintor separa la ovejas ( los creyentes ) . Pondría las ovejas a la derecha , y los cabritos a su izquierda . En las últimas iglesias medievales y en las primeras renacentistas , el Juicio Final por lo general se representaba en ( o cerca de ) la pared de la entrada occidental, a modo de recordatorio de las congregaciones expulsadas. Jesucristo preside la escena como juez , sentado en un trono rodeado por los apóstoles. Cerca de él, suelen aparecer la Virgen como mediadora, san Pedro con las llaves del cielo y los ángeles con los símbolos de la Pasión. Encima de Jesucristo suelen aparecer varias filas de ángeles o santos, y, debajo, el arcángel  Miguel sosteniendo la balanza en la que se pesan las almas. Los ángeles tocan trompetas para llamar a los muertos . En la parte inferior de este tipo de composición suelen aparecer tumbas abiertas para liberar las almas , las bendecidas acostumbran a elevarse en el sentido de las agujas del reloj hacía la derecha de Cristo. A su izquierda los condenados son enviados al Infierno. En esta pintura , Satanás devora y excreta a los pecadores , que sufren torturas específicas en función de sus pecados. 

Mercedes Tamara
28-09-2014


Bibliogarfía : " Historia del Arte " Edic Blume

No hay comentarios:

Publicar un comentario