viernes, 4 de abril de 2014

LÁGRIMAS DE SAN PEDRO EL GRECO


                                    LÁGRIMAS DE SAN PEDRO 1580-1586

Lágrimas de San Pedro
óleo sobre lienzo 105 x 88 cm
Bowes Museum Bernard Castle, County Durham




El capítulo del arrepentimiento y llanto de San Pedro era muy grato para la Iglesia . Eso de San Pedro, la cabeza visible designada por Jesús le negara hasta tres veces por cobardía no dejaba en buen lugar al papado . Sin embargo, los teólogos y moralistas de la Contrarreforma comprendieron que la falta cometida por el apóstol le aproximaba al hombre mortal , con todas sus debilidades, aquél al que se dirigía el mensaje cristiano.

De modo que pasó a ser un tema recurrente en la pedagogía posterior al Concilio de Trento . En él confluían dos aspectos sumamente importantes. El arrepentimiento con la consiguiente penitencia y las lágrimas. Hasta ahora sólo conocemos las de la Mater dolorosa y las de María Magdalena . Al igual que ellas, San Pedro llora por amor conformando uno de los capítulos devocionales más bellos de la espiritualidad del siglo XVI, el que se conoce como "flevit amare "...o llorar de amor ( MARTINEZ BURGOS, 2003 ). Apelando a la teoría de los afectos , aquella que potencia la empatía o acercamiento emocional y afectivo entre el fiel y la imagen, se abre la vía para el " cuadro de devoción" en estado puro . De pequeño tamaño, está destinado a oratorios privados , a clientes particulares y al fiel en su recogimiento más íntimo . No es de extrañar, por tanto, el éxito de El Greco en este apartado iconográfico del que hizo hasta seis versiones autógrafas.






Lágrimas de San Pedro 1587-1596
óleo sobre lienzo 97 x 79 cm
Museo Saumaya, México



La primera es la del Museo Bowes y a partir de ahí , poco va a cambiar su composición . De algo más de medio busto y en primer plano, el santo aparece inmerso en el llanto y en la meditación . Vestido de azul y sobre el manto amarillo ,arropado por la roca en la que crece la hiedra , dirige contrito su mirada hacía el cielo . En el lado izquierdo , El Greco acude a la narración sinóptica , es decir, mezcla episodios distintos en un solo espacio y difumina la figura del ángel y María Magdalena , la otra gran arrepentida , yendo hacía el sepulcro a ungir a Cristo, con lo que vincula ese episodio al de la Resurreción . Esencialmente, éstos son los elementos que se repiten en las versiones sucesivas . Apenas unos cambios, como la introducción del manto amarillo sobre los hombros y la colocación visible de las llaves , atributo del apóstol. De modo que más que los elementos, lo que va modificándose es la entonación cada vez más sombría y lúgubre de las luces y los cielos, paulatinamente desplazados por la cueva que va ocupando la casi totalidad del segundo plano. Realizadas en los años noventa se conservan varias versiones ,siguiendo este último modelo, en Toledo, como las del hospital Tavera y en el Museo de El Greco . También en México D E, San Diego, Washington y la más tardía en Oslo , pintada entre 1608 t 1614.


Mercedes Tamara
4-04-2014

Bibliografía :El Greco El pintor humanista : Obras completas Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario