sábado, 12 de abril de 2014

EL EMPERADOR MAXIMILIANO I ALBERT DURERO

EL EMPERADOR MAXIMILIANO I 1519
El emperador Maximiliano I óleo sobre tabla 74 x 62 cm
Viena, Kunsthistoriches Museum



El emperador Maximiliano apreciaba el arte y los artistas y profesaba gran estima a Durero. En septiembre de 1515 le había concedido un asignación de cien florines anuales que, si bien a veces se pagaban con retraso, representaban una importante suma . Fue precisamente la muerte del emperador en 1519 y la inmediata suspensión del pago lo que impulsó a Durero a emprender el viaje a los Países Bajos , con la esperanza de conocer al nuevo emperador, Carlos V , y ver confirmada la pensión. Aunque el artista estaba ya al servicio de Maximiliano I desde algunos años, la ocasión para este retrato , la proporcionó la Dieta de Ausburgo en 1518, durante la cual Durero tuvo la oportunidad de retratarlo con un dibujo a lápiz en una sesión que tuvo lugar el 18 de junio,como escribió el propio artista al margen del dibujo.

El cuadro fue pintado después de la muerte del emperador y se introdujeron ligeras variantes con respecto al dibujo preparatorio. Los símbolos del poder imperial se concentran arriba a la derecha, donde, a la altura de la cabeza del soberano, figuras, recogidos en una composición heráldica , el escudo de los Hasburgo, la corona imperial y la cadena de la Orden de Toisón de Oro. Una larga inscripción en letras mayúsculas enumera los títulos , las dignidades y las fechas notables del emperador.

La superficie pictórica está totalmente dominada por la figura regia, cuyo rostro,m a pesar de la actitud de aristocrático distanciamiento, no carece de humanidad. La valiosa piel de la estola reaparece en las mangas, de las que salen las manos , incluídas en el cuadro. La izquierda sostiene una granada, que, además de recordar el globo imperial , representa un símbolo apreciado por Maximiliano, que había hecho de ella , un emblema personal.


Mercedes Tamara
12-04-2014


Bibliografía : Durero, Edit Biblioteca El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario