jueves, 10 de abril de 2014

EL CIEGO MÚSICO RAMÓN BAYEU Y SUBIAS

EL CIEGO MÚSICO 1788

El ciego músico
óleo sobre lienzo 91 x 145 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado








Como en el caso de su hermano Manuel, Ramón permanece a la sombra del hermano común Francisco, quien ocupa un lugar seguro en la historia del arte  por el hecho de haber sido cuñado de Goya. En 1763 llegó a Madrid acompañando a Francisco de quien era discípulo . Allí se movió en un ambiente artístico que fluctuaba entre el barroco tardío y el neoclasicismo, tal como fueran concebidas por el último Tiépolo , por una parte, y por el influyente Mengs, dictador del buen gusto, por otra parte , Ramón no toma partido de una forma tan clara como su hermano. En la ejecución conjunta de los frescos de la catedral de Zaragoza , por ejemplo, domina claramente el influjo neoclacisista . En sus retratos y, sobre todo, en sus grabados , que ejecutó a partir de estudios propios o de su hermano Francisco , se encuentran rastros de la técnica y la gracia pintoresca de Tiépolo.



El ciego aparece sentado sobre un banco; lleva un traje de un azul luminoso que, en su día, fue elegante, pero que ahora brilla desastrado sobre los hombros , una capa marrón amarillenta , sobre sus rodillas, un cigarrillo. Algo más abajo , su joven acompañante , tocando las castañuelas . Un perro, que baila sobre sus patas traseras , lo mira . Bayeu ha plasmado una escena de mendigos , un género muy extendido en España . Pero este lienzo muestra la pobreza y mendicidad sólo en los objetos.

Obsequio campestre




Los medios pictóricos son completamente opuestos a estas características: el azul brillante del traje se corresponde con el azul del cielo. El rostro del músico -el rostro de un mártir, de un poeta- está iluminado por un brillo cálido , los contornos de su figura se destacan del fondo. El vigoroso tono verde de la hierba , el azul real del traje, el rojo del chaleco, apenas visible, pero muy acentuado , se combinan en una armonía elegante y distinguida. Al asociarse con el color de la vestimenta , el azul del cielo le proporciona una grandeza inolvidable. El lenguaje estilístico neoclásico hacen una demostración de su fuerza , transformando un tema menor en un monumento.


Mercedes Tamara
10-04-2014


Bibliografia : Obras Maestras de la Pintura , Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario