viernes, 17 de enero de 2014

LA VIRGEN DE LA ESCALERA MIGUEL ANGEL


LA VIRGEN DE LA ESCALERA 1490-1492
La Virgen de la escalera
mármol 55,5x 40 cm
Casa Buonarroti, Florencia






Vasari cuenta que este relieve fue realizado por el joven Miguel Angel antes de los dieciséis años, cuando éste se encontraba viviendo en el palacio de Médicis-llamado " el Magnífico " -era un gran mecenas que coleccionaba esculturas y antigüedades . Éstas eran conservadas en los jardines del convento de San Marco ,donde podían ser estudiadas por los jóvenes artistas que, como Miguel Angel , se encontraban bajo la protección de los Médicis. El perfil que presenta la Virgen de esta temprana obra de Miguel Angel demuestra la notable influencia que las antiguas lápidas griegas ejercieron en su plástica.





Este relieve fue heredado del artista florentino que en 1566 o 1567 se lo regaló al duque Cosimo I de Médicis . La familia Buonarroti lo recuperó, cuando en 1617, Cosimo II se lo entregó a Miguel Angel Buonarroti el Joven. Desde entonces este relieve ha permanecido en la Casa Buonarroti.




Se trata de un bajorrelieve inconcluso, realizado en una placa rectangular de mármol con la técnica de extremo bajorrelieve ( rilievo achiacciato ). Esta técnica se había puesto de moda durante el siglo XV en Florencia gracias a escultores como Donatello ( 1386- 1466 ). Pero la influencia de este gran escultor florentino, cuya obra fue la culminación del espíritu medieval, está patente en el estilo de este relieve , que ya desde Vasari fue considerado como una consecuencia de Donatello. Es sobre todo la refinada linealidad de los pliegues que acentúan los contornos la que recuerda la delicadeza de los paños donatellescos.




En cuanto al tema, Miguel Angel eligió el motivo devocional de la Virgen con el Niño Jesús, tema que aparecía en numerosas obras de arte de la segunda mitad del siglo XV y que Buonarroti volvería a tratar repetidamente a lo largo de su carrera artística.




La novedad que llama más la atención es la fusión plástica que presentan madre e hijo. Éste aparece ya como un pequeño gigante que se hunde en el regazo de la Virgen mostrando una espalada hercúlea y un brazo de marcado bíceps. Se perciben errores en la perspectiva y en la forma . Los pies de la Virgen , representados de perfil y no en escorzo , resultan muy pequeños respecto de la monumentalidad del cuerpo y sus grandes manos . La mano izquierda de la madre lactante , que protege el cuerpo desnudo de su hijo, y un cierto aire sombrío son los mismos que aparecerán en sus futuras Piedades




Mercedes Tamara

17-enero-2014


Bibliografía : Grandes Maestros Miguel Angel, Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario