viernes, 20 de diciembre de 2013

SANSÓN CEGADO POR LOS FILISTEOS REMBRANDT


SANSÓN CEGADO POR LOS FILISTEOS 1636
Sansón cegado por los filisteos
óleo sobre lienzo 206 x 276 cm
Francfort, Stadel Museum Stadelshes Kunstitut







Esta es , sin duda, la escena más cruel pintada por Rembrandt y una de las más brutales de la pintura del Barroco. Forma parte del grupo de cuadros de historia monumentales y con figuras de tamaño natural, al estilo de los italianos y de Rubens que Rembrandt pintó a mediados de la década de 1630. Por sus dimensiones y complejidad compositiva es uno de los más ambiciosos . Además , su exarcebado dinamismo lo hace casi único dentro de la producción del pintor.




El asunto está tomado del episodio del Antiguo Testamento , que narra la historia de Sansón y Dalila (Jueces, 16,31 ) El cuadro describe el momento que los filisteos sacan los ojos a Sansón , después de que Dalila , tras dormirlo, hiciera que le cortasen" las siete trenzas de la cabeza " privándole así de su fuerza.




Esta historia, que al igual que la de Judith y Holofernes era interpretado popularmente como símbolo del poder de las mujeres, es una de las más representadas en pintura y grabado del siglo XVI, tanto en Italia como en Flandes y Holanda. El propio Rembrandt la había tratado con anterioridad, durante sus años en Leiden . Y, por supuesto, lo había abordado Rubens, el maestro con el que Rembrandt se mide en esos años. Sin embargo, si bien, como era obligado , se inspiró en algunas de esas iconografías precedentes, Rembrandt manifestó su absoluta originalidad en la elección del momento a representar y en el modo de escenificarlo.




La estructura sobre ejes diagonales , el dinamismo que agita el todo y las partes, y la utilización de la luz como elemento al mismo tiempo compositivo y pictórico, hacen de esta escena , el mejor ejemplo de la influencia del primer barroco italiano en el maestro holandés . En efecto, desde la cabeza de Sansón tres ejes diagonales, uno luminoso y dos oscuros, van guiando la mirada del espectador por toda la escena. Tan solo en el extremo izquierdo queda aislada la figura del soldado de pie, que dirige una partisana hacía Sansón. Su función compositiva es, precisamente, encauzar la mirada en diagonal de la luz . El colorido brillante queda limitado al eje lumínoso- los vibrantes y delicados azules y amarillos con el rojo del uniforme del soldado como contrapunto- mientras que el resto está entonado en grises y marrones oscuros. Sin embargo, no se trata de la iluminación contrastada de tipo caravaggiesco- ya que las zonas de luces y sombras se funden en un único espacio armónico. Y además, como es característico en Rembrandt la fuente de luz está dentro del propio cuadro.




La indefinición espacial es intencionada y tiene como objetivo que nada distraiga de la terrible acción descrita , cuyo dramatismo y violencia se van enfatizando por la gesticulación de los soldados, por el giro de la cabeza de Dalila , en su precipitada huída, por los objetos que caen, y sobre todo, por la contractura del pie de Sansón,que resume y expresa el terrible dolor y la desesperación del protagonista-y el horror que experimenta el espectador .




Como en otros casos, Rembrandt acentúa el carácter bíblico de la escena por medio del uso de objetos y vestimentas antiguas y de los detalles exóticos como, por ejemplo, la piel de leopardo que lleva el soldado de rojo o el kris javanés que, el soldado hunde en el ojo de Sansón. La jarra, en este caso antigua, es uno de los elementos siempre presentes en las escenas de Sansón y Dalika , en referencia quizá, al hecho de que ella le hubiera embriagado




Mercedes Tamara

20 -12-2013




Bibliografía : Rembrandt " Pintor de historias " edic El Viso


No hay comentarios:

Publicar un comentario