jueves, 24 de octubre de 2013

EL REY BEBE ( REY DE HABAS ) JACOB JORDAENS

EL REY BEBE ( REY DE HABAS ) 1655
El rey bebe ( rey de habas )
óleo sobre lienzo 218x 292 cm
Museo de Historia del Arte, Viena








Jacob Jordaens fue el alumno más aventajado que Rubens tuvo en Amberes aunque no logró alcanzar la grandilocuencia estilística del maestro. Con cuadros como éste, en que se representa la fiesta del rey de habas , Jordaens demostró su valía, expresada con exquisitas y fluídas pinceladas, destellos de luz y campechanos personajes.




El 6 de enero, día de la Epifanía, en Holanda se celebraban ruídosas fiestas familiares de este tipo . La víspera , la gente iba de casa en casa, pidiendo limosna `para los pobres y cantando villancicos. Al día siguiente , la tradición quería que se preparase un roscón con un haba escondida en la masa . Aquel que la encontraba en su porción del pastel era proclamado rey de la jornada y se le permitía ciertas licencias : la más preciada , el derecho de pedir una ronda de bebidas para todos los presentes. Se trataba de una tradición centenaria que Jordaens representó repetidamente en pintura y, fue, además, el primero en hacerlo. Se aprovechó de la afición holandesa por las escenas de jolgorio colectivo y amplificó el repertorio de su maestro Rubens y el legado por artistas flamencos anteriores, como Pieter Bruegel el Viejo. Su trabajo influenciaría a otros pintores , como Jan Steen, también incluido en esta obra, al elevar este tipo de pinturas a un nuevo nivel de entretenimiento con las vívidas expresiones y un seductor uso de la luz y los colores.





El rey, atavíado con una corona de papel y bebiendo de una jarra decorada con uvas, probablemente es un retrato del suegro del autor y primer maestro suyo, el pintor Adam van Noori. El afortunado tenía el derecho de escoger la mujer más agraciada como reina y para ese papel Jordaens escogió a su esposa Yelisabeth. Se la muestra de frente, con una corona dorada y una diadema de perlas. Lleva una nota prendida en un hombro donde se designa como soberana de la fiesta. Otros asistentes también exhiben trozos de papel que acreditan sus cargos, incluido el sastre detrás del rey y, al fondo, un bufón de pie tocado son sombrero, haciendo muecas levanta una copa de vino. Es posible que se trate de un retrato extravagante del propio autor, un contraste con el personaje de largo pelo en el primer plano, que también levanta su copa. Resulta tentador suponer que ambos están basados en el propio artista por más que no se parezcan mucho. En el siglo XVII, la identidad se representaba según la personalidad , más que de acuerdo con los rasgos físicos, .Irónica y precisamente , el hombre indispuesto que vomita casi encima del niño y unas suntuosas vasijas de plata es un galeno.




En el retablo colgado de la pared del fondo hay un letrero en latín que proclama con cierto descaro : NIL SIMILIUS INSANO QUAM EMBRIUS :" Nada se parece tanto a un orate como un borracho ". No cabe duda de que un cuadro así complacía a quienes disfrutaban de este modo aunque pudiese interpretarse con idéntica facilidad , como un escarnio de los excesos y falta de compostura.




Con la apretujada y claustrofóbica composición , la exageración gestual y las inanes expresiones faciales de los personajes , todo ejecutado con pinceladas fluídas y suave iluminación , Jordaens dejó claro el tono de su obra.El espejo en la pared izquierda refleja incongruentemente a las dos jóvenes que hay al lado del cuadro, una que se gira hacía el espectador y otra cuyo mentón está siendo estrujado por un hombre. En algunos puntos, cambió la idea mientras pintaba reduciendo el tamaño del hombre vestido de azul , retratado de perfil en el centro, y ampliando directamente el lienzo al añadir abajo una tira, visible en la zona del perro y la bota de cuero de un personaje. El atrevido chucho sale de debajo del taburete pidiendo vino, mientras el más bien desconcertante gato de la derecha se zampa una sardina,Toda responsabilidad yace desmoronada en el suelo por no haber, no hay ni anfitrión que se encargue de mantener a todos en su sitio.





Mercedes Tamara
24-10-2013


Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

No hay comentarios:

Publicar un comentario