martes, 3 de septiembre de 2013

LAVANDERAS DE LA VARENNE , FRANCIA MARTIN RICO

LAVANDERAS DE LA VARENNE , FRANCIA 1864-1865
Lavanderas de la Varenne, Francia
óleo sobre lienzo 85 x 100 cm
Madrid, Museo Nacional del Prado



Se trata sin duda de la obra más importante , ambiciosa y de mayor calidad de cuantas realizó Rico a mediados de la década de 1860. Las amplias dimensiones del lienzo y el gran número de estudios que el artista preparó dan idea de la ambición con que lo afrontó. Lo comenzó durante su estancia en el verano de 1864, en La Varenne Saint-Hilaire ( actualmente unido a Saint- Maur ) frente a la localidad de Chennevières-sur-Marne. En ella vivía,con su familia Louise Priet, que años después se convertiría en su esposa y durante esta época ( 1864 ) Camille Pissarro ( 1830-1903 ) , autor por entonces de varias vistas del Marne en Chenevières , a ambos los retrató Rico en uno de sus cuadernos de apuntes de esa época. El establecimiento de una vía férrea en 1859 desde París hacía muy fácil el desplazamiento hasta este lugar, situado a poco menos de treinta 
kilómetros al sureste de la ciudad.



En el cuaderno citado abundan los estudios preparatorios para esta obra . El 
esfuerzo del artista por presentar en el primer término de la composición a 
quince lavanderas , todas, salvo una , dispuestas en la orilla del río , le llevó  
a estudiar con minuciosidad las figuras. En el comienzo mismo del cuaderno 
hay dos, completamente de espaldas , en las que analizó con exactitud la  
postura inclinada , que lleva a disminuir el tamaño de la cabeza , oculta casi 
entre los hombros , y a revelar por el contrario ,el volumen del cuerpo. Pasó 
enseguida a estudiar las figuras de tres cuartos , situadas en el grupo de la 
izquierda, en dibujos de trazo más acentuado .






 Por fin, abordó las agrupaciones 
mismas de los cuerpos , incluyendo los capazos para los niños , dos de los  
cuales aparecen colocados en el cuadro definitivo, en el centro de la composición. 
Además Rico realizó no menos de tres estudios al óleo en los que, como ocurre igualmente en los dibujos, consideró también las posturas de frente, como figuras en dos de ellos. Sin embargo, acabó prefiriendo la de espaldas , mucho  más plástica y ceñida , según puede deducirse de la composición con el tercer estudio al óleo en la que aparecen las figuras en la misma disposición que finalmente tendrían. Esta, en efecto, es un verdadero acierto que solo un juício superficial pudo considerar monótona . Los estudios son sintéticos , pero analizan con detalle las posturas y los tonos de las mujeres, que apenas representan variaciones en el cuadro definitivo. Además, indagan en los efectos de la ropa blanca tendida en la hierba y de las espumas producidas en la orilla sobre el verde azulado del río . Los estudios tienen un tono mate que se hace  mucho más intenso y brillante en el cuadro, donde resaltan la calidad del dibujo de las figuras y la naturalidad de sus actitudes , fruto, sin duda, del arduo trabajo previo que el artista llevó a cabo.


Para los fondos de los árboles sobre la orilla opuesta el artista realizó también, al menos , un estudio al óleo, en el que puede advertirse , lo mismo que en los  de las lavanderas , su modo de trabajar . En estos estudios se percibe el tipo de preparación gris claro utilizado por Rico. Sobre ella el artista construyó la composición en cuatro franjas paralelas . La ordenada disposición de las figuras  del primer término concentra también los tonos más vivos, especialmente los azules y los rosas sobre los blancos de la ropa , con toques sueltos muy precisos. Los perfiles bien delineados de las lavanderas se hacen más luminosos mediante ligeras pinceladas claras en el lado derecho, por donde recibe la luz del mediodia.


El río Marne, donde Rico había trabajado en esos años lo mismo que Charles - Francois Daubigny ( 1817-1878 ) y Camille Pissarro decribía una amplia curva  casi cerrada en derredor de La Varenne , que hacía atractivo el lugar para los pintores . Rico lo representó en su curso sereno pero animado por las espumas de ambas orillas, recurso que señala con nitidez los términos de profundidad. En la otra ribera aparecen , a su vez, algunas figuras completamente integradas en el paisaje . Los árboles, cuyos variados tonos van del verde oscuro al amarillo vivo, atestiguan la época de finales de verano o a principios de otoño.Sobre ellos, al este, la localidad de Chennevières aparece claramente perfilada bajo un cielo `poblado de nubes . La serenidad de la composición se anima , sin embargo, por el movimiento de las nubes y de las copas de los árboles. Lo mismo que en los reflejos de éstos, hay una correlación de aquellas con los tonos de las aguas, más oscuras a la izquierda, como corresponde a los matices más grises del cielo.


Dado las dimensiones de la obra y el minucioso cuidado con que está pintada cabe suponer que Rico trabajó en ella durante un tiempo en su estudio parisino, No debía estar terminada aún a finales de 1864 y no pudo enviarla, por ello, a la
Exposición Nacional de Bellas Artes de ese año . La primavera siguiente remitió al Salón de Paris de 1865 , una obra titulada Bords de la Marne, que fue descrita  en una reseña como " unas lavanderas sobre las orillas del Marne " por lo que había de tener una relación muy estrecha con este cuadro , si no se trata del mismo. Rico lo envió a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1866.


Mercedes Tamara Lempicka 
3 -09-2013



Bibliografía : El paisajista Martín Rico Edit Javier Barón, Museo Nacional del Prado                            Madrid











No hay comentarios:

Publicar un comentario