viernes, 27 de septiembre de 2013

LA EDUCACIÓN DE MARÍA DE MÉDICIS PETER PAUL RUBENS

LA EDUCACIÓN DE MARÍA DE MÉDICIS 1622
La educación de María de Médicis
óleo sobre lienzo 194x 295 cm
Museo del Louvre, Paris






María, hija de la dinastía florentina de los Médicis , era la viuda de Enrique IV de Francia. Cuando en el año 1622 , envió a buscar a Peter Paul Rubens a Amberes, su regencia era precaria . Además de pintor, Rubens ejerció como embajador de los principales monarcas de su época . Su obra constituye una barroca declamación alegórica y un tributo visual. María quería dos series de cuadros para decorar su nuevo palacio de Luxemburgo: una que describiera los logros de su vida, y otra que historiara la de su difunto esposo. Aunque nunca llegó a congeniar con su consorte , su exaltada posición se debía al legado de Enrique. Al final del ciclo de este último no llegó a completarse, pero Rubens y su equipo acabaron veinticuatro grandes cuadros sobre loa acontecimientos destacados de la vida de María.




Una de las escenas representa la educación de la joven María ataviada con un vestido sencillo, pero elegante, con sartas de perlas que le adornan cuello y peinado. El estilo de este último recuerda al de las hermosas cabezas que Miguel Angel y otros artistas florentinos pintaron en épocas anteriores . Se empapa de  sabiduría literalmente a los pies de la diosa; con una pluma de ave mojada en un tintero escribe sobre un pergamino apoyado encima de un libro en la falda de Minerva . La diosa la guía con el gesto, sin tocar su mano. En primer plano, Apolo la deleita con su música mientras Mercurio baja hasta esta oquedad enfrente de una cascada para ungirla con su caduceo, la vara mágica con las dos serpientes entrelazadas. A Apolo se le representa como dios de la poesía y de la música , inspirando a Maria con su cántico. En este contexto, Mercurio considerado a menudo protector de viajeros y afanes comerciales, personifica la elocuencia,  la razón y los beneficios de la enseñanza.




En el suelo puede verse el escudo de Minerva ( protectora de Perseo, el responsable de la muerte de una de las Gorgonas ) con la cabeza poblada de serpientes de Medusa. La égida de Minerva proporcionó a los artistas un pretexto para pintarala con una briosa y aterradora expresión . Además, Rubens añade reflejos a la superficie metálica del broquel. Cerca se ve un laúd , otra referencia a Apolo aparte de la cabeza de un busto, cínceles, pinceles y una paleta, con las cuales se alude a las artes plásticas.




Muy visibles, encontramos a las Tres Gracias . Aglaya, Talia y Eufrósine. Su presencia puede ser interpretada de diversas maneras . Es posible que Rubens quisiera plasmarla al estilo neplatónico, siguiendo la pauta de varios estudiosos renacentistas de Florencia, una interpretación que recurre a la antigua tradiciónromana para reforzar virtudes asimilables a la del cristianismo . Así, la castidad sería la Gracia de la izquierda, cubriéndose melindrosamente el pubis, algo que recuerda el antiguo canon clásico de la Afrodita de Cnidos , o la Venus púdica. La Gracia de en medio es la belleza prominente y descubierta, mientras ofrece una corona de flores a María . La de la derecha es el amor, asiendo afectuosamente el brazo de la Gracia central.




A Rubens le gustaba pintar desnudos femeninos, algo que este cuadro pone de manifiesto aunque en él la carnalidad tenga un tono más moderado que en otras obras suyas. Al preguntarle cómo se podía saber si una pintura estaba acabada, Rubens respondió así : " Cuando el trasero de la mujer está tan bien pintado quedan ganas de pellizcarlo " Hay quien ha sugerido que el pintor recurrió a alegorías y referentes clásicos porque la vida de María había sido aburrida, pero el exhuberante modo de pintar de Rubens habría quedado manifiesto sin necesidad de que María de Médicis la proporcionara hazañas dignas de su pincel.







Mercedes Tamara
27-09-2013


Bibliografía : Rubens , Obras Maestras del Museo del Prado, Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario