sábado, 21 de septiembre de 2013

EL CAÑONAZO WILLEM VAN DE VELDE EL JOVEN


EL CAÑONAZO 1664
El cañonazo
óleo sobre lienzo 78,5 x67 cm
Amsterdam, Rijkmuseum






Junto a su padre , también pintor de marinas , Willem van de Velde llega en 1636 a Amsterdam , donde nacerá su hermano Adrián , pintor de paisajes y animales. Fue primero discípulo de su padre y más tarde de Simon de Vlieger, especialista en marinas. En 1652 alcanzó el grado de maestro en Amsterdam y en 1672 fue llamado por el rey Carlos II de Inglaterra que poco después le nombrará pintor de la corte.




Con Jan van Capelle, van de Velde creó un nuevo tipo de marina, concebida como el retrato de una embarcación en particular, donde el barco y la navegación se entienden como un espectáculo digno de ser contemplado . Sus cuadros de barcos y batallas en el mar muestran casi siempre un mar calmo o ligeramente agitado y se caracterizan por el acabado de los detalles y los efectos especialesde luz y color , que producen escenas cargadas de ambiente.




Van de Velde era especialista en marinas, o más exactamente retratista de barcos. Aunque también nos han llegado cuadros de historia , representaciones de batallas visuales , sus marinas tienen otro carácter : los barcos de todo tipo han echado el ancla, están simplemente allí, constituyendo así un objeto notable .El pintor era conocedor de la materia : en Holanda no habría encontrado ningún  comprador de no haber plasmado la realidad , desde el casco del barco hasta los aparejos.











La flota holandesa en el estrecho de Guinea , 1664







Pero la minuciosidad con que aparecen los barcos hace pensar en una naturaleza muerta . Un barco dispara una salva ; el efecto acústico se hace visible en la nube de humo y vapor; un espectáculo atmosférico , el mar aparece como una caja de resonancia que hace audibles los tonos. El poeta francés Paul Claudel descubrió este lienzo con palabras muy acertadas: " Es como si esta señal , a este repentino estallido de un sonido en una nube de humo , la naturaleza se paralizara por un instante: ¡ Fuego¡ . Y es como si la atención del mar llegara hasta nosotros . La orgullosa disposición de las vergas y velas parece dar una orden a la inmensidad circundante . Es uno  de los cuadros que más que verse, se oyen"


Mercedes Tamara 
21-09-2013








Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo




No hay comentarios:

Publicar un comentario