jueves, 5 de septiembre de 2013

BOUGIVAL, PARÍS FRENTE AL HOTEL ( MARTIN RICO )

BOUGIVAL, PARÍS FRENTE AL HOTEL 1870
Bougival , París frente al hotel
óleo sobre lienzo 41x 81 cm
Madrid, colección particular







Martín Rico pintó en el verano de 1870 en la localidad de Bougival , situada a orillas del Sena , o a unos quince kilómetros de París, ciudad con la que estaba comunicada por ferrocarril desde 1837. La villa apenas contaba con 2.316 habitantes en 1866, pero había atraído por su interés a destacados paisajistas, entre ellos Joseph William Mallord Turner ( 1775-1851 ) y Camille Corot ( 1796- 1875 ) y, especialmente , el discípulo y amigo de este Louis Français ( 1814-1897)




En 1869, año en el que Rico fechó el incidente que lo ocurrió pintando bajo el puente de Bourgival, Claude Monet ( 1840-1926 ) y Pierre-Auguste Renor (1841- 1919 ) habían trabajado muy de cerca , en Croissy y en la Grenouillère. En seguida pintarían en Bourgival el propio Renoir , Alfred Sisley ( 1839-1899 ) y  Berthe Morisot ( 1841-1895 ) entre otros artistas. También habían residido allí  grandes escritores como Prosper Mèrimée , Gustave Flaubert, Alexandre Dumas  y músicos tales como Georges Bizet , Gabriel Fauré , Camille Saint Saèns y Charles Gounoud. Durante los dos meses que pintó allí , abordó ocho composiciones , incluida esta , que tituló París frente al hotel que vendió el marchante Groupil . La venta de esta obra le reportó 1750 francos. 




Con este cuadro y los otros que pintó en este verano ,la etapa francesa de la pintura de Rico se cierra con brillantez . En su visión panorámica la obra incluye algunos asuntos que había tratado durante los años anteriores. Gracias a un punto de vista alto desde la habitación del hotel en el que se hospedaba, la composición abarca un panorama en torno al río Sena. Este describe un amplio  meandro que deja ver a la izquierda el muelle fluvial , repleto de barcas y gabarras y, al fondo, la villa presidida por la iglesia de Notre Dame , iniciada en  el siglo XII , rodeada de árboles en un equilibrio entre la arquitectura y la naturaleza muy a gusto de Rico. También lo es la sensación de lentitud del flujo  de las aguas , sobre las que flotan las barcazas , inmóviles con excepción de  las dos gabarras que, en el centro del río, navegan en direcciones opuestas y cuyo avance en ausencia de estelas de ondas en el agua , resulta casi imperceptible. 




El pintor analizó la estructura de estas gabarras en su cuaderno de apuntes de ese año y trató el mismo motivo , que le interesó de modo especial, en otros  cuadros relacionados con este, como La esclusa de Bougival  Dentro de una entonación en suaves pardos y en verdes de matices muy variados , destacan algunos colores vivos, como el rojo de la gabarra más  próxima y el azul de la popa y el verde del techo de la más alejada, muy poco  habituales en la pintura española de su tiempo , con la excepción de Mariano  Fortuny . Por otra parte, algunos acordes como los blancos de la villa de la  derecha rodeados por los verdes y ocres , parecen anticipar los efectos característicos de las obras pintadas once años después en Beaulieu, en los  Alpes Marítimos franceses. Los reflejos en las aguas aparecen en pinceladas autónomas y separadas , de tonos rosas a la izquierda , rojos y negros bajo  las barcazas . El agua se matiza en una delicada tonalidad entre malvas, azules,  grises perlados y rosas , lo que le da una fina entonación de suave preciosismo de la que también participan los colores azules y anaranjados de las lanchas de  la izquierda. 






La pintura se hace muy diluida , dejando ver la trama y la urdimbre del lienzo en algunos puntos, como ocurre en el casco de la gabarra del centro . En el cielo, en cambio, las pinceladas empastadas y cruzadas dan movimiento y profundidad a las nubes, según un estudio muy variado y preciso de las mismas, en diferentes grises. La atmósfera refleja así el clima atlántico de un día de primavera con nubes y claros . El pintor animó la composición , según solía, con  numerosas figuras de pequeño tamaño , tanto en las gabarras que navegan el  río, como en su ribera izquierda y en el camino que la recorre , donde aparecen algunos paseantes, entre ellos una dama con sombrilla. De este modo el artista  integró del modo más armonioso diminutos personajes que se descubren paulatinamente . Es también característica la disposición de las embarcaciones,  una de ellas con dos pescadores dispuesta paralelamente al borde , según había  hecho en otras obras a lo largo de la década de 1860. 






Mercedes Tamara Lempicka

5 -09-2013



Bibliografía ; El paisajista Martín Rico Edit Javier Barón, Museo Nacional del Prado                            Madrid









No hay comentarios:

Publicar un comentario