miércoles, 14 de agosto de 2013

LA SAGRADA FAMILIA EL GRECO

LA SAGRADA FAMILIA 1587-1596

La Sagrada Familia 
óleo sobre lienzo 105 x 87 ,5 cm
Hispanic Society of America, Nueva York

Antes de su llegada a España , El Greco no había abordado el tema de la Sagrada Familia que aparece en su catálogo a partir de la década de los años ochenta y desde ese momento será abordado en numerosas ocasiones , constituyendo uno de los apartados más líricos y amables de su repertorio iconográfico.

El primer ejemplo de ese acercamiento es el ejemplar neoyorquino en el que crea la tipología que, con variantes , mantiene a lo largo de su carrera . Se trata de una composición de gran sobriedad en la que renuncia a cualquier tipo de alarde estético . Sitúa a los personajes en un cercano primer plano y los contrasta con un celaje luminoso y amplio. En todas las creaciones de la Sagrada Familia , en la que juega con distintos personajes , está siempre San José . Este hecho se ha interpretado como fruto del ambiente de la Contrarreforma  y del posible acercamiento del cretense a clientes o círculos próximos a Santa Teresa de Jesús 

Lo cierto es que ya en el encargo de la capilla de San José , El Greco se acerca a la figura del santo con un propósito innovador . Destierra la iconografía internacional del santo habitual en la Edad Media de representarle como un anciano despistado y, a cambio ,concibr un hombre joven y fuerte, consciente de su misión al lado de María y el Niño. Así, ligeramente escorzado representa al santo, moreno y barbado , atavíado con una túnica de color amarillo, que mira atentamente a Jesús. Posiblemente, la acción representada por El Greco  se sitúa en el descanso de la Huída a Egipto , cuando los viajeros necesitaban reponer fuerzas. La lactancia de Jesús , también conocida como Virgen de la leche, no era un tema grato para la Iglesía de la Contrarreforma que tuvo que desaconsejar este capítulo de la iconografía mariana, por lo poco conveniente y decoroso. Además estaban las críticas de los protestantes hacía la reliquia conocida como " leche de Maria " que dio lugar a no pocas chanzas.

Ajeno a las críticas, El Greco trató este tema en varias ocasiones más y demostró la libertad de su juício artístico frente a las imposiciones ajenas . Por encima de lo decoroso , concibe una escena de enorme ternura y belleza. Especialmente, la imagen de la Virgen cuya hermosura le acerca a modelos italianos entre los que se ha señalado los precedentes de las Madonnas de Parmiginiano y de Corregio. En su rostro, aiempre con la mirada velada  y pudorosa, se advierten los atributos que el Cantar de los Cantares prodiga a Maria . De rojo y azul se toca con un transparente velo que le cubre el cabello . Con una mano sostiene al Niño dejando ver el bordado de la túnica mientras que la otra se funde con la regordeta mano de Jesús  que descansa en ella, es uno de los gestos más tiernos y dulces de los que pinta El Greco.

Mercedes Tamara 
14 -agosto-2013



Bibliografía .El Greco El pintor humanista : Obras completas Edic Libsa

No hay comentarios:

Publicar un comentario