martes, 23 de julio de 2013

DAVID ANTE SAÚL REMBRANDTH

DAVID ANTE SAÚL 1629-1630
David ante Saúl
óleo sobre tabla 60 x 50 cm
Fránckfort Stádel Museum  Städelsches

Esta pequeña escena de gabinete ilustra el paisaje del libro primero de Samuel (18,6,10 ) . Saúl presa de la envidia por los halagos cosechados por David  tras su victoria sobre Goliath pensó .mientras le escuchaba tocar el arpa, clavarle a la pared con su lanza .Saúl está sentado sobre una silla de estilo italiano , situada delante de una mesa tapada con un paño bordado en oro, que lo separa del fondo cubierto por una intensa cortina (parcialmente perdida ). Tiene el cuerpo y la cabeza ligeramente ladeadas hacía la derecha ,pero no mira al espectador sino hacía David que, arrodillado a sus pies , toca el arpa sumiso y ajeno a los criminales deseos del rey. Para subrayar el carácter biblíco de la escena ,los personajes llevan vestiduras antiguas y orientalizantes.

La composición apenas tiene profundidad espacial y su estructura es muy sencilla .Está construída sobre una diagonal de luz que conduce la mirada del espectador desde las manos de David deslizándose con delicadeza sobre las cuerdas del arpa, hasta la de Saúl que sujeta la lanza con firmeza ,y de ahí el rostro del rey dominado por una expresiva mirada de recelo. La monumental figura de Saúl , que ocupa casi toda la composición y está totalmente iluminada , queda reforzada por la escala mucho menor de la figura de David .Éste, de rodillas y en perfil perdido, parece reducido a una silueta que apenas asoma por un lado. Tan sólo su mano izquierda está iluminada .

La figura de David es muy similar a la de Daniel en Daniel y el rey Ciro ante el ídolo Bel .Lo más llamativo es que uno y otro, aún siendo ambos protagonistas en sus respectivas escenas , en principio parecen ser simples elementos de cierre de la composición. Sin embargo, lo cierto es que la genialidad y origanildad de Rembrandth residen en haber conseguido plasmar el dramatismo del momento precisamente al haber optado por sustituir la representación del rostro del protagonista débil de la historia por una actitud corporal y un gesto-en el caso de las manos- que resaltan su indefensión ante el poderosos del que, en estos momentos depende su destino.

A pesar de su mal estado de conservación y de carecer de firma , la atribución de este cuadro nunca ha sido puesta en duda. La pincelada , el tratamiento de las formas, del color y de la luz, así como su estructura compositiva, son iguales a los empleados en otras escenas pintadas por Rembrandth en 1629-30, es decir, durante su último año en Leiden,como Anciano durmiendo ( Turín, Galeria Sabauda ) o Sansón y Dalila ( Berlin, Gemäldegalerie ) Con todo, como ha quedado dicho , la figura de David permite relacionarlo con Daniel y el rey Ciro ante el ídolo Bel, fechado en 1633, por lo que no se puede descartar que también  pudiera haber sido pintado en Amsterdam.

Los temas del Antiguo Testamento tuvieron gran éxito en Holanda , ya que los holandeses se veían así mismos como el nuevo pueblo elegido, los nuevos israelitas y los protagonistas de una nueva Alianza. Amsterdam era la nueva Jerusalén. En consecuencia ,en las universidades y entre la burguesía ilustrada florecieron los estudios de la lengua hebraíca  y de las Sagradas Escrituras, en la que los holandeses se veían como una serie inagotable de conductas ejemplarizantes. Pero también de advertencia como vicios y pecados, como en este caso contra la envidia.Esta interpretación queda avalada por un grabado de este cuadro, acompañado por un poema en latín de Cornelius Gijsbertsz Plem( 1574-1638 ) donde se describe la mirada de Saúl como expresión de la envidia y resentimiento . Por otra parte,  el pasaje bíblico sobre la historia de Saúl y David era interpretado desde el poema tardomedieval Speculum humanae salvationis ,como una prefiguración de la traición de Judás.

Mercedes Tamara

23 julio-2014

Bibliografía : Rembrandt " Pintor de historias " edic El Viso

1 comentario:

  1. La iluminación de David es una muestra del genio de Rembrandth Así, como la expresión airada del rey David que ocupa el centro de la composición En la época de Rembrandth los holandeses les gustaban mucho los temas bíblicos , ya, que existía una creencia, de que ellos eran el pueblo elegido por Dios

    ResponderEliminar