lunes, 27 de mayo de 2013

LA SEPARACIÓN DE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS MIGUEL ANGEL



LA SEPARACIÓN DE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS 1511


La separación de la luz y las tinieblas
Fresco 180 x 260 cm
Vaticano, Capilla Sixtina

 



Es el principio del libro del Génesis pero la última escena pintada por Miguel Angel en la franja central ; concluye el camino al revés en el tiempo desde la dispersión de la estirpe de Noe hasta el primer día de la Creación. La separación de la luz y las tinieblas es el acto inicial del universo , pero también, en la concepción neoplatónica , el inicio de la eterna lucha entre el bien y el mal. La figura de Dios ocupa casi toda la composición y en parte se queda fuera , como para expresar que antes de ese acto existía solo la infinita corporeidad de Dios, que en las escenas  siguiente se va haciendo cada vez más pequeña.





En la nube gaseosa de lo indiferenciado se sumergen las manos del Padre Eterno, que, abriendo los brazos , en la simultaneidad del pensamiento y de acción ( "Dios dijo "hágase la luz " y la luz se hizo) realiza la separación de masas claras y oscuras. La figura se atornilla sobre si misma como impulsando la cabeza hacía  delante para situarse solamente en el reino de la luz, dejando las tinieblas a los  demonios rebeldes . El cuerpo, de poderosa musculatura, está envainado en la túnica rosa , que se infla alrededor del talle y se difumina progresivamente en  la nube. La cabeza está en escorzo desde abajo, en la misma postura que hay  que adoptar para contemplar la bóveda : el punto de vista del espectador se identifica con el de Dios y nos vemos arrastrados por el milagro de la existencia universal.





Pero la postura del Creador es también la misma que mantuvo Miguel Angel durante cuatro años que, según cuentan las fuentes, hasta que acabó la obra se vio obligado a leer libros o cartas sujetándolos en alto. El acto creador de  Dios es el mismo del artista: las dos con los brazos levantados hacia la´ bóveda, ya de la Capilla ya del universo, da forma a la idea que está en la mente de ambos, plasman la imagen según el principio que es la raíz supraterrena de todos las corrompidas formas terrenales.



Mercedes Tamara 
27 -mayo-2013


Bibliografía : Miguel Angel, Edit Biblioteca El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario