martes, 2 de octubre de 2012

CESTA DE VASOS DE SEBASTIAN STOSKOPFF

CESTA DE VASOS 1644
Cesta de vasos
óleo sobre lienzo 52 x 53 cm
Estraburgo , Musée de l´OEuvre Notre-Dame




El motivo del "cestito lleno de vasos de beber lavados " según dice el  pintor alemán y biógrafo de artistas Joachim von Sandrart en 1675, no lo inventa Stoskopff , sino más bien lo aísla ( con lo que lo hace , con mayor énfasis suyo ) a partir de un contenido amplio de una rica mesa puesta , como puede verse en obra de los artistas Lukas van Walkenborgy Georg Flegel , aproximadamente contemporáneos suyos . El motivo es una especie de pendant de los cestos de frutas , de los cuales Caravaggio es el más importante , allí objetos naturales, aquí artificiales.






El pintor elige este cesto con vasos , para hacer de él un campo de ejercicio para la transformación virtuosa pensando en el efecto del juego de luces y sombras, reflejos irisantes, observaciones ópticas producidas por capas de cristal ( sencillas o varias superpuestas ) así como vasos de metal opaco. Así se expresa de un modo especialmente rico un motivo procedente de la competencia entre las artes, enraizado en la ekfrasis antigua ( la descripción elogiosa de un objeto artístico ) según el cual la pintura ( la diferencia de la escultura ) puede simular también algo transparente , translúcido, el brillo y los reflejos .Aunque obsoleto desde el punto de vista compositivo Cesta de vasos de Stoskopff convence por la forma maravillosa , tintineante y opulenta de la presentación pictórica, que en cierto modo extrae la esencia del tema : llama la atención una tendencia a liberar el temperamento pictórico de las cadenas de la mera representación.

El vaso roto tiene bordes afilados como los de una hoja de afeitar, que deleitan a las personas interesadas por los valores pictóricos ; por el contrario, el observador despistado y que sucumbe a la ficción corre peligro de lesionarse virtualmente.Es un cuadro como el cesto con vasos de 1644 ( Estraburgo ) la fragilidad del vidrio queda subrayada por el punto de rotura que en un primer momento sorprende, pero que luego, estimula el sentido de la vista.




Mercedes Tamara Lempicka
2-10-2012

Bibliografía ; 1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo

No hay comentarios:

Publicar un comentario