viernes, 11 de noviembre de 2011

LA PARISINA DE ALEKSANDER DEINEKA

LA PARISINA 1935

LA PARISINA
óleo sobre lienzo 
64 x 64 cm
Museo de San Petesburgo 







La Parisina de Deineka es fruto de las impresiones que le produjo el viaje a Estados Unidos, Italia y Francia en 1935. El cuadro está construido sobre delicadísimas gradaciones tonales de prácticamente un solo color: desde los casi imperceptibles reflejos hasta las manchas más densas de rojo.


La maestría colorística de Deneika se conjuga en la presente obra con las tonalidades poéticas y la sutil penetración en el estado psicológico de la modelo. El brillante efectismo del colorido inesperadamente ensombrece la triste seriedad en la mirada de la mujer.


Deneika pertenece a este tipo de pintores a los que el destino ha deparado la suerte de ser unos innovadores en el arte.La pasión del buscador , la valentía del innovador se conjugan en su obra con la asimilación de las enseñanzas de los mejores maestros de la herencia pictórica del pasado y, en última instancia con un extremo espíritu exigente para con su propia obra.


En su camino de pintor hubo momentos en que se vio obligado a luchar denonadamente por el reconocimiento de su obra , a defender lo novedoso tanto en el contenido como en la forma de sus soluciones. Con los años Deneika se granjeó la categoría de clásico de la pintura y grafismo soviético, particularmente  en el campo de las ideas monumentales.


Mercedes Tamara 
11 noviembre 2011


Bibliografía : Pinturas de los Grandes Museos, Edit Planeta

No hay comentarios:

Publicar un comentario