jueves, 13 de octubre de 2011

LA NUEVA SALOMÉ DE MAX KLINGER

LA NUEVA SALOMÉ  1893

La nueva Salomé
mármol, ámbar 88x 55,5 cm
Leipzing , Museum der
 bildenden Künstealtura total 104




En la obra temprana de Klinger se unía ya una excelente técnica con una fantasía exhuberante y una marcada tendencia a la música( Klinger era amigo de JohannesBrahms ) .  Este mundo de fantasíalo plasmó en ciclos de grabados que forman parte de los más importantes de su época y que ejercieron una fuerte influencia sobre el arte del surrealismo. Su importancia como pintor quedó en segundo plan tras el  autor gráfico y teórico del arte y escultor, si bien Klingertambién consiguió notables resultados en la pintura.


Un trabajo como La hora azul en 1890 , con un ambiente misterioso basado principalmente en el colorido, se encuentra entre los mejores de este campo. Sin poder encorsetarse en los conceptos estilísticos usuales ( se le ha considerado como pertenecientea la era fundacional , al impresionismo, simbolismo, o modernismo ) la obra de Klinger muestra de modoejemplar la cara de Jano de cambio de siglo.


La posterior estima que le demostró Giorgio de Chirico refuerza su estatus de predecesor de posiciones artísticascentrales de la Modernidad. A lo largo del siglo XIX , en la escultura europea se cuestionó el ideal clasicista de una Antigüedad decolor mármol verde . También Arnold Bröcklin , pintor muy venerado por Klinger que conoció  durante sus estancias en París . Klinger no fue en absoluto el único , pero si el más importante escultor alemán que hizo de la policromía algo fascinante: ahora bien es mejor hablar de esculturas polilitas es decir compuestas de variedades de mármol de diversos colores,complementadas con otros colores. 


Durante su estancia en París en 1886 Klinger animado por la lectura de la narración Herodias de Gustave Flaubert y probablemente también por una poesía incluida en la novela Le Vice suprême de Joséphin Peladan publicada en 1884comenzó los estudios para Salomé .


La hora azul




La traslación del modelo policromado en escayola a mármol de diferentes colores se llevó a cabo en Roma ( existen otros modelos en escayola , una  versión en mármol blanco y diversos vaciados  en bronce ) . En cuanto al tema , Klinger reaccionaa la reinterpretación , habitual en el fin del siglo de la vampiresa bíblica en la encarnación de la mujer fatal , en el punto de intersección entre  el mito y el simbolo moderno , cifrado psicológicamente. Sobre el pedestal , a la derecha descansa la cabeza del juvenil profeta Juan: a la izquierda ,la cabeza de un hombre de mayor edad ,  posiblemente un retrato de Richard Wagner.


Mercedes Tamara
13 octubre 2011





Bibliografía :  1001 Pinturas que hay que ver antes de morirse, Edic Grijalbo










No hay comentarios:

Publicar un comentario